Anuncio
Share

Carlos Beltrán llega a P.Rico para ayudar a damnificados del huracán María

Carlos Beltrán desea lucir la gorra de Puerto Rico en placa Salón de la Fama

El puertorriqueño Carlos Beltrán, quien recientemente se retiró de las Grandes Ligas tras 20 años de carrera, dijo hoy que desearía que en su placa del Salón de la Fama aparezca luciendo la gorra de Puerto Rico. EFE/EPA/ARCHIVO

El ahora ex pelotero puertorriqueño Carlos Beltrán, quien recientemente anunció su retiro tras ganar su primer campeonato en sus 20 años de carrera, llegó hoy a su isla con el fin de continuar ayudando a los damnificados del huracán María.

Beltrán, de 41 años, ha sido uno de los deportistas que más ayuda ha dado a Puerto Rico tras el paso del ciclón, al enviar con la colaboración de su esposa, Jessica, aviones llenos de suministros, así como donar un millón de dólares para la reconstrucción de la isla.

“Hasta el día de hoy no he parado de ayudar y eso es lo que me satisface, y por las razones que hice este viaje era para estar activo y llevar suministros a las personas. Esto no acaba aquí", dijo Beltrán en rueda de prensa al llegar hoy al Aeropuerto Luis Muñoz Marín de San Juan.

“Quiero brindarle toda la ayuda posible, y me siento bien agradecido por el apoyo de todos los años que jugué y para mí es un compromiso”, enfatizó el ex pelotero, quien ganó su primer título con los Astros de Houston, quienes derrotaron en siete juegos a los Dodgers de Los Ángeles en la Serie Mundial.

Sobre la situación en la isla, Beltrán le hizo una llamada a los puertorriqueños para que “no pierdan la fe ni la esperanza”, aunque el momento actual es “difícil”, reconoció.

A pesar de la situación, Beltrán dijo que los puertorriqueños han mostrado su faceta de hermandad para con los demás.

“Se ha visto la unión de la gente y de otros llevando cosas a gente lastimada. Tomará tiempo, pero sé que la cosa va a mejorar”, señaló.

“Uno quiere que las cosas pasen de la noche a la mañana, pero al final del día es un proceso. Al final del día nos vamos a levantar, porque algo que nos caracteriza es que somos fuertes. Todos tenemos que buscar algo positivo por nuestro país y si nos unimos será mejor”, añadió.

Beltrán aseguró que continuará ayudando a Puerto Rico, porque aunque hayan áreas “que están mejorando, otras necesitan más ayuda”, destacó.

Dijo que tras el huracán tardó 7 días en lograr comunicarse con su familia y que su hermano le contó que tuvo que esperó 23 horas en una fila para suplirse de 20 dólares de gasolina.

“Me sentí mal, horrible. Pensé: ‘esta es mi familia. Lo que está pasando es fuerte’. Le dije a mi esposa que había que hacer algo, pero teníamos que actuar nosotros con nuestro propio dinero, porque era importante para mí", dijo.

Estas fueron las primeras declaraciones de Beltrán tras anunciar su retiro el pasado lunes, luego de varios días después de ganar su primer campeonato.

En 20 temporadas, Beltrán bateó para promedio de .279, con 2.725 imparables, 435 cuadrangulares, 1.587 carreras impulsadas, se robó 312 bases, fue elegido a nueve Juegos de Estrellas, ganó tres Guantes de Oro y fue Novato del Año en el 1999.

Además, se retira como el cuarto ambidextro con la mayor cantidad de jonrones, detrás de Mickey Mantle, Eddie Murray y Chipper Jones.

Los números que Beltrán recapituló en su carrera le ayudan favorablemente a entrar al Salón de la Fama del Béisbol en cinco años.

Si es así, se convertirá en el quinto puertorriqueño en hacerlo, después de Roberto Clemente, Orlando “Peruchín” Cepeda, Roberto Alomar e Iván Rodríguez.

“Yo solo espero haber podido hacer orgulloso a Puerto Rico a través de mi carrera. Siempre dije que yo jugué mi carrera con una doble responsabilidad: representar la organización con la que jugaba y a mi país. Eso es algo que siempre ha estado claro en mí", sentenció.

“Jamás soñé que fuera a jugar por tantos años. Me siento sumamente satisfecho y feliz por la decisión. Espero en Dios que así se sienta la ‘fanaticada’”, añadió Beltrán, quien agradeció a todos sus seguidores que oraron por él para que se recuperara y regresara a jugar luego de sufrir alguna lesión.


Anuncio