Anuncio
Share

La ONU refuerza su misión en la República Centroafricana

La ONU decidió hoy reforzar su misión en la República Centroafricana con 900 "cascos azules" más para proteger a la población civil, apoyar el proceso de paz y facilitar el suministro humanitario. EFE/EPA/ARCHIVO

La ONU decidió hoy reforzar su misión en la República Centroafricana con 900 “cascos azules” más para proteger a la población civil, apoyar el proceso de paz y facilitar el suministro humanitario.

El Consejo de Seguridad incluyó la medida en una resolución que prorroga por un año el mandato de la operación, conocida como Minusca, y que fue aprobada por unanimidad.

El aumento de tropas sigue a una recomendación del secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, y permitirá a la misión contar con un máximo de 11.650 militares, además de algo más de 2.000 policías.

Estados Unidos, que en los últimos meses ha insistido en reducir el tamaño de varias operaciones de paz, aceptó este refuerzo tras negociaciones con Francia, país que lidera la cuestión de la República Centroafricana en la ONU y que tiene fuerzas sobre el terreno.

El embajador francés, François Delattre, insistió hoy en que Naciones Unidas no puede permitir que el país africano vuelva a caer en una crisis como la que vivió entre 2012 y 2014 y debe detener la actual espiral de violencia.

La República Centroafricana vive un complicado proceso de transición desde que en 2013 los exrebeldes Séléka derrocaron al presidente François Bozizé, lo que desató una ola de violencia sectaria entre musulmanes y cristianos que causó miles de muertos.

Según la ONU, la situación sigue siendo muy preocupante y en los últimos meses las tensiones y la violencia han vuelto a aumentar.

Desde el principio de este año, el número de desplazados internos casi se ha doblado hasta alcanzar los 600.000, mientras que el número de refugiados en países vecinos ha superado el medio millón, según la organización.

La Minusca, según el mandato renovado hoy por el Consejo de Seguridad, debe garantizar la seguridad de la población civil, tener un papel reforzado en el proceso de paz y ayudar a que la ayuda humanitaria llegue a la población necesitada.

La misión ha estado en el centro del escándalo de los abusos sexuales cometidos por “cascos azules” y, por ello, la resolución insiste a los países que aportan tropas en la necesidad de endurecer los controles sobre el historial de abusos de los soldados y reforzar sus respuestas cuando se denuncian agresiones.


Anuncio