Anuncio
Share

Inmigrantes de Denver celebran nuevos fondos para ayuda legal

Inmigrantes de Denver celebran nuevos fondos para ayuda legal

Dirigentes proinmigrantes de Denver celebraron hoy la decisión del concejo municipal de aumentar los fondos disponibles para ofrecer ayuda legal a inmigrantes y refugiados que viven en la capital de Colorado, aunque piden mayor capacidad para proteger adecuadamente a esas comunidades. EFE/ARCHIVO

Dirigentes proinmigrantes de Denver celebraron hoy la decisión del concejo municipal de aumentar los fondos disponibles para ofrecer ayuda legal a inmigrantes y refugiados que viven en la capital de Colorado, aunque piden mayor capacidad para proteger adecuadamente a esas comunidades.

Este lunes, en su reunión regular, el concejo municipal de Denver elevó a 200.000 dólares el monto presupuestario para el recientemente creado Fondo de Defensa Legal de Inmigrantes, duplicando la cifra inicial, pero aun así es una cantidad mínima del presupuesto anual de Denver de más de 2.000 millones de dólares.

A pesar de ello, la decisión de los concejales fue recibida como un “motivo de celebración” porque es “una medida más que ayuda a reducir las interacciones entre los empleados municipales y el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE)”, indicó Ricardo Martínez, cofundador de Padres y Jóvenes Unidos de Denver.

“Ya pasó un año desde las últimas elecciones presidenciales y la nueva administración trajo mucho miedo y ansiedad a muchas personas en nuestra comunidad debido al futuro incierto que ahora ellos enfrentan”, dijo Martínez en declaraciones escritas enviadas a Efe.

“Nuestro trabajo de proteger a todos los residentes de Denver de deportaciones injustas aún no ha terminado. Sigue habiendo detenciones y deportaciones equivocadas en nuestra ciudad. Y se detiene a las personas y se las deporta rápidamente sin la oportunidad del proceso debido en una corte de inmigración”, agregó.

El dirigente ejemplificó sus declaraciones con el caso de Melecio Andazola Morales, un mexicano residente en Denver desde hace más de dos décadas, que fue recientemente detenido al presentarse junto con su hija en las oficinas de inmigración en Denver en lo que la familia creía era la última entrevista antes de recibir la residencia permanente.

“Melecio es uno de los muchos que se presentan a sus citas (de inmigración) y son detenidos. ¡En Denver podemos hacer las cosas mejor! Necesitamos los fondos para que cada persona en este país tenga protección legal. Esos fondos ayudarán a mantener las familias unidas”, aseveró Martínez, que pidió a la vez “protecciones adicionales” para los no ciudadanos que viven en Denver.

Según datos del Buró del Censo, el 16 % (110.000 personas) de los 693.000 habitantes de Denver son extranjeros. Y según el Pew Research Center, la mitad de los inmigrantes de Denver son indocumentados.

Por su parte, la oficina del alcalde, Michael Hancock, indicó que ya se trabaja en un “plan amplio”, que se presentará el mes próximo, para determinar “la mejor estructura y mecanismo de uso de dinero” para el fondo de defensa legal de inmigrantes y refugiados.


Anuncio