Anuncio
Share

Mala higiene bucal agrava efectos de la diabetes y predispone su aparición

Mala higiene bucal agrava efectos de la diabetes y predispone su aparición

Una mala higiene bucal afecta a pacientes de diabetes, ya que el problema de encías puede crear una inflamación que degenera en la pérdida de hueso de manera sistémica no solo en la boca sino extensible al resto del cuerpo, dijo hoy la odontóloga Maya Adriana Zuloaga. EFE/ARCHIVO

Una mala higiene bucal afecta a pacientes de diabetes, ya que el problema de encías puede crear una inflamación que degenera en la pérdida de hueso de manera sistémica no solo en la boca sino extensible al resto del cuerpo, dijo hoy la odontóloga Maya Adriana Zuloaga.

En el evento Diabetes y Vida Plena, la coordinadora de la Especialidad de Periodoncia de la Universidad Tecnológica de México (UNITEC) Campus Marina expuso que la diabetes “comienza por una cuestión inflamatoria en el sistema inmunológico del paciente” y una mala higiene puede “desencadenar con mayor rapidez el principio de esta enfermedad”.

“Una boca sana ayuda al paciente diabético a controlar sus niveles de glucosa”, dada la correlación de la diabetes y la periodontitis.

“Las dos son inflamatorias y al momento en que nosotros controlamos la inflamación a nivel gingival, ayuda también al paciente a controlar los niveles de glucosa”, manifestó.

Entre los problemas bucales en pacientes diabéticos está la disminución en la saliva o en el contenido de los minerales.

“La capacidad de la saliva de mantener a raya a las bacterias para controlarlas nos genera que las bacterias en la boca de un paciente puedan ser más patógenas o pueden ser más dañinas”, señaló, lo que genera una inflamación en las encías y mayor frecuencia en la pérdida de hueso cuando la salivación es menor.

Recomendó como medida preventiva para los diabéticos llevar un control exhaustivo de la placa dentobacteriana, que implica lavarse los dientes correctamente.

“Hay que enseñar no solo cómo utilizar un cepillo de dientes, sino cómo limpiar entre los dientes, ya que ahí se forma un nicho importante de bacterias que a veces el paciente olvida”, enfatizó.

Cuidar la placa dentobacteriana correctamente ayuda a disminuir las bacterias que pueblan la boca y así evitar caries y la inflamación gingival, que es lo que “puede iniciar el problema de la diabetes”.

El denominado aliento cetónico, reconocible por un característico olor dulce, es una de las características de los pacientes con diabetes.

En 2015 fallecieron 98.450 personas a causa de la diabetes, 16.000 más que en 2010, lo que representa un aumento del 18,75 % en este periodo.

Por ello, en 2016 se decretó alarma nacional por epidemia de diabetes en el país, donde un 9,2 % de la población padece de esta enfermedad y un 71,2 % sufre de sobrepeso.


Anuncio