Anuncio
Share

Se declara no culpable hondureño acusado de intentar atentado en Miami

Se declara no culpable hondureño acusado de intentar atentado en Miami

El hondureño Vicente Solano, quien manifestó afinidad con el Estado Islámico (EI) a los agentes encubiertos que le investigaron antes de su detención, se declaró hoy no culpable de haber intentado volar con explosivos un centro comercial de Miami. EFE/Archivo

El hondureño Vicente Solano, quien manifestó afinidad con el Estado Islámico (EI) a los agentes encubiertos que le investigaron antes de su detención, se declaró hoy no culpable de haber intentado volar con explosivos un centro comercial de Miami.

Según los documentos judiciales del caso, Solano, detenido el pasado 20 de octubre, compareció hoy ante el juez William C. Turnoff en compañía del abogado de oficio que le representa, Alex Arteaga-Gómez.

Según el documento judicial, la audiencia de procesamiento de Solano duró escasos minutos.

El acusado se declaró no culpable y se ordenó la celebración de un juicio con jurado.

El hondureño de 53 años fue acusado a fines de octubre del delito de intento de uso de una arma de destrucción masiva y enfrenta 30 años de prisión o cadena perpetua en caso de ser hallado culpable.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) inició una investigación contra Solano tras recibir una pista sobre su posible radicalización.

Agentes encubiertos entraron en contacto con Solano, que les confesó su afinidad por el EI, mostró sus vídeos con una bandera del grupo yihadista de fondo y también reveló su interés por perpetrar un atentado parecido al de la maratón de Boston de 2013.

Solano tenía intención de detonar un artefacto explosivo en el patio de comidas del centro comercial Dolphin de Miami durante el llamado “Black Friday”, el día de ofertas y rebajas en los comercios e internet que sigue a la celebración de Acción de Gracias en Estados Unidos.

Los agentes le proporcionaron entonces un explosivo falso, que Solano se dispuso a activar en el centro comercial, momento en el que fue automáticamente detenido el 20 de octubre.

La jueza Chris McAlley le denegó la libertad bajo fianza el pasado 26 de octubre por considerar que existía riesgo de fuga.


Anuncio