Anuncio
Share

N.York enviará ayuda para restablecer energía eléctrica en Puerto Rico

N.York enviará ayuda para restablecer energía eléctrica en Puerto Rico

Nueva York enviará 350 trabajadores y 220 camiones para restablecer el servicio de energía eléctrica en Puerto Rico, destruido con el paso del huracán María, informó hoy el gobernador Andrew Cuomo, que criticó que sus residentes “estén siendo tratados como ciudadanos de segunda clase”. EFE/ARCHIVO

Nueva York enviará 350 trabajadores y 220 camiones para restablecer el servicio de energía eléctrica en Puerto Rico, destruido con el paso del huracán María, informó hoy el gobernador Andrew Cuomo, que criticó que sus residentes “estén siendo tratados como ciudadanos de segunda clase”.

Cuomo ofreció una conferencia de prensa junto al gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, en la que afirmó que es “inaceptable” que tras cuarenta días del paso del huracán todavía la totalidad de la isla no cuente con un servicio tan indispensable para hospitales, para tener agua potable, las telecomunicaciones o negocios.

“La relación con Puerto Rico es muy cercana, muy familiar y me quiero asegurar de hacer todo lo posible” para ayudarles, afirmó Cuomo, quien previo a la conferencia realizó una inspección aérea junto con Rosselló por las zonas afectadas por el huracán Sandy en Nueva York para que constatara la recuperación, tras cinco años del azote.

También sostuvieron una reunión con políticos y representantes de las compañías que enviarán personal a la isla y de aquellas que aportarán expertos en diversas áreas como infraestructura, agua o energía para asesorar al gobernador de la isla sobre la amplitud de los daños y el costo de la restauración, indicó Cuomo.

Rosselló debe presentar ante legisladores federales una evaluación precisa de los daños que debe tener lista antes del 30 de noviembre, con miras a lograr fondos para un plan de recuperación a largo plazo.

Cuomo calificó de “inaceptable” que no se haya restablecido el servicio de electricidad, trabajo que ha estado a cargo del Cuerpo de Ingenieros de EEUU (USAGE) junto aún con la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), una corporación pública de la isla y contratistas privados.

“Los puertorriqueños son ciudadanos y deben ser tratados de esa manera”, indicó y agregó que si en EE.UU sus residentes estuvieran sin agua y energía eléctrica “sería una atrocidad”.

“Es una situación intolerable”, argumentó Cuomo que arremetió una vez más en sus críticas al Gobierno federal por la situación en la isla, que ha visitado en dos ocasiones tras el paso de María y aseguró que la lentitud de la respuesta ha contribuido a una “crisis humanitaria”.

Afirmó que “no es lo mismo” ver los daños en fotos que constatar su magnitud en persona, lo que dijo es diferente en términos de la ayuda que ha recibido Texas, afectada por inundaciones por una tormenta, o California, con zonas devastadas por fuegos.

“Nunca había visto este nivel de burocracia”, aseguró el gobernador, que fue secretario de la Vivienda federal (HUD), bajo la presidencia de Bill Clinton.

“No puedes tener una situación donde la gente no tiene agua por 40 días”, argumentó.

Los camiones serán enviados el sábado y se espera estén en la isla el 11 de noviembre mientras que los trabajadores, de las diversas compañías de suplido de servicio eléctrico en Nueva York, partirán los días 8, 9 y 10 de noviembre para comenzar “de inmediato” el trabajo junto con la AEE.

No se informó cuánto tiempo estarán en Puerto Rico. También viajarán a la isla posteriormente 28 ingeniero y 15 expertos en evaluación de daños para ayudar a supervisar y coordinar la restauración de la red eléctrica.

El gobernador Rosselló, que también expresó su frustración con el Gobierno federal, explicó que el pasado 30 de septiembre otorgó el contrato para restaurar ese servicio al Cuerpo de Ingenieros de EE.UU porque se comprometieron a realizar el trabajo en 45 días, junto al equipo de la AEE y otros contratistas privados, pero “fallaron”, sostuvo en la rueda de prensa.

El Cuerpo de Ingenieros otorgó a su vez otros contratos a empresas privadas como parte de ese proceso. La meta de Rosselló era que el 30 por ciento de ese esfuerzo estuviera completado para finales de octubre y que el 95 % de los 1,5 millones de abonados de la AEE contaran con el servicio antes de Navidad.

Expresó su deseo de que Puerto Rico resurja tras la devastación de María como lo hizo Nueva York luego de Sandy, la llamada “super tormenta”.


Anuncio