Anuncio
Share

Ecosistemas, la clave para que innovación llegue a empresas latinoamericanas

Jorge Becerra hablará en un panel sobre "El liderazgo corporativo en la era digital", junto a altos ejecutivos de Cemex, Despegar y Microsoft, y moderará otro sobre la inteligencia artificial. EFE/Archivo

Los bancos y grandes empresas de América Latina están empezando a entender que necesitan crear ecosistemas con empresas emergentes e innovadores para acometer con éxito la transformación digital, afirma Jorge Becerra, director gerente de The Boston Consulting Group (BCG) para la región latinoamericana.

“Hacerlo solos no funciona”, señala a Efe Becerra, que participará este vienes en un simposio en Miami organizado por el Council of the Americas (COA) en asociación con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Becerra hablará en un panel sobre “El liderazgo corporativo en la era digital”, junto a altos ejecutivos de Cemex, Desoegar y Microsoft, y moderará otro sobre la inteligencia artificial.

Más de 400 empresarios, directivos de grandes corporaciones y responsables de organismos internacionales como el BID y la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) asistirán al simposio y a la entrega de los Premios Bravo.

Este socio “senior” de BCG, una multinacional de la consultoría empresarial con oficinas en todo el mundo, es ahora más optimista que nunca acerca de la posibilidad de que las empresas de América Latina logren ponerse al día en la transformación digital mediante “innovaciones disruptivas” en sus modelos de negocio.

“Desde hace dos o tres años se han dado condiciones incipientes que permiten anticipar una mejora”, señala cuando se le pregunta por el retraso de los países de la región en este campo.

Los más avanzados son el sudeste asiático, Australia, China e India y es a esos países a los que The Boston Consulting Group lleva a empresas latinoamericanas cuando quiere mostrarles ejemplos de éxito en innovación y transformación digital.

En general, y “esto se aplica también a Estados Unidos y Europa”, en América Latina las “innovaciones más disruptivas en modelos de negocio no vienen de la grandes empresas sino de startups, fintechs y pequeñas empresas”, agregó.

Pese a los esfuerzos que hacen las grandes por ir más rápido en la transformación, sus “limitaciones” las traban.

La “paradoja” -señala Becerra- es que las grandes corporaciones y bancos no tienen las innovaciones que realmente les permitan transformar sus modelos de negocio, pero sí cuentan con los “activos subyacentes” (sucursales, clientes, recursos etc...) necesarios para “monetizarlas”.

La “genialidad” está en los emprendedores y las pequeñas empresas, señala Becerra, quien destaca que la manera de superar ese paradigma es crear ecosistemas e incorporar a empresas emergentes que les permitan a las grandes corporaciones y bancos asociarse de alguna manera, generalmente mediante acuerdos comerciales, con innovadores.

El sector más avanzado en América Latina en la transformación digital es el financiero, por una cuestión de supervivencia, señala Becerra, pero también los gobiernos, especialmente los de ciudades, han comprendido que deben asociarse con los que están metidos de lleno en la innovación y crear “hubs”.

Aunque no se ve tanto, también el sector industrial latinoamericano y especialmente la minería están haciendo ese “cambio de mentalidad”.

Sin embargo, el comercio minorista de América Latina no ha avanzado tanto en esa dirección, señala Becerra.

El directivo de BCG destaca los efectos de la irrupción de Amazon en América Latina con grandes centros de distribución en México, Brasil y más adelante en Argentina y Chile.

MercadoLibre, líder en comercio electrónico en la región, ha perdido un 12 % de su valor de mercado en el Nasdaq neoyorquino desde que Amazon anunció el desembarco, subraya.

Sobre la inteligencia artificial subrayó que América Latina está todavía “en pañales”, aunque está ganando reconocimiento la oportunidad que representa y pronosticó que va a tener mucho impacto en el sector de la salud y dentro de este en lo que tiene que ver con medicina preventiva.

Al señalar su opinión “positiva” sobre el futuro de América Latina en la transformación digital, indicó que la tecnología está permitiendo “saltar etapas” y puso como ejemplo la existencia de aplicaciones que permiten hacer pagos entre personas sin necesidad de tener una cuenta bancaria.

En una región con un alto índice de informalidad laboral y un bajo índice de bancarización eso es importante, señala.

La abundancia de teléfonos celulares, aunque todavía solo el 50 % o 60 % de los que venden en América Latina sea inteligente, y la propensión a adoptar nuevas tecnologías incluso entre los que tienen bajo recursos son razones para el optimismo.


Anuncio