Anuncio
Share

Cuerpo ingenieros ejército de EE.UU. dice no se marchará hasta no hacer todo

El Cuerpo de Ingenieros del ejército de Estados Unidos (USACE, por su sigla en inglés) señaló hoy en un comunicado que no se va a ir de Puerto Rico "hasta que hayamos hecho todo lo que podamos para ayudar a que los residentes de Puerto Rico regresen a la normalidad" tras el huracán María. EFE/ARCHIVO

El Cuerpo de Ingenieros del ejército de Estados Unidos (USACE, por su sigla en inglés) señaló hoy en un comunicado que no se va a ir de Puerto Rico “hasta que hayamos hecho todo lo que podamos para ayudar a que los residentes de Puerto Rico regresen a la normalidad” tras el huracán María. EFE/ARCHIVO

El Cuerpo de Ingenieros del ejército de Estados Unidos (USACE, por su sigla en inglés) señaló hoy en un comunicado que no se va a ir de Puerto Rico “hasta que hayamos hecho todo lo que podamos para ayudar a que los residentes de Puerto Rico regresen a la normalidad” tras el huracán María.

“Hemos trabajo en misiones que el Cuerpo habitualmente no realiza durante una respuesta a un desastre”, explicó en un comunicado al USACE, y recordó que al mando de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencia (FEMA, por su sigla en inglés) y del gobernador de la isla, Ricardo Rosselló, está ayudando en la reparación de la red eléctrica de Puerto Rico y con los arreglos en la represa de Guajataca, al noroeste de la isla y dañada por el exceso de agua.

Por encargo de FEMA y Rosselló la Oficina de Recuperación en Puerto Rico del USACE coordina las reparaciones de emergencia a la presa.

“Trabajando junto a la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico, la agencia a la cual pertenece la represa, y a unidades de cada rama del Departamento de la Defensa, el USACE supervisa los arreglos de emergencia para prevenir erosión futura al aliviadero de la represa y ha instalado bombas que han devuelto los suplidos de agua a las comunidades que están más abajo de la represa”, subrayó.

Durante las pasadas semanas, el equipo de USACE evaluó los daños a la represa y trabajó en arreglos de emergencia, los cuales incluyeron la colocación de 505 barreras “jersey”, las cuales pesan alrededor de 4.000 y 5.000 libras cada una; y 1.300 “supersacks” (sacos de 3.000 libras llenos de arena y piedras).

Una vez terminadas las reparaciones de emergencia, USACE ayudará a la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) de Puerto Rico a desarrollar un plan de reparaciones a largo plazo.

Por otro lado, los empleados del USACE además proveen generadores eléctricos temporales a instalaciones necesitadas, inspeccionan lugares críticos, limpian carreteras y remueven escombros, además de instalar techos temporales en casas con daños por el huracán.

Han instalado generadores para darle apoyo a 48 hospitales, 190 plantas de tratamiento de agua, y 44 instalaciones de tratamiento de aguas residuales, al igual que a 30 centros de servicios de emergencia y el centro de llamadas del 911.

“Ha sido una respuesta masiva a un desastre masivo. Es difícil entender cuán catastrófico es el daño hasta que lo ves por ti mismo. Nuestros pensamientos y oraciones están con todo el pueblo de Puerto Rico. Pero, más allá de eso, estamos aquí trabajando para ayudar a que Puerto Rico se recupere lo antes posible”, agregó.

“Estamos recogiendo escombros, instalando techos temporeros, proveyendo electricidad temporera a hospitales y otras facilidades críticas, y estamos poniendo a funcionar a plantas de agua y plantas de aguas residuales”, recordó la USACE.

Por último, indicó que comenzaron con “varias docenas de soldados y civiles quienes ya estaban aquí o que pudieron llegar en un vuelo militar cuando la mayoría de los vuelos comerciales aún no estaban disponibles”.

“Ahora tenemos cerca de 600 soldados y civiles que fueron movilizados a Puerto Rico. Nuestros números crecen exponencialmente y el número de contratistas locales que contratamos también”, concluyó.


Anuncio