Anuncio
Share

Proyecto quiere revertir el olvido “racista” del pasado latino de Arizona

Proyecto quiere revertir el olvido “racista” del pasado latino de Arizona

Fotografía cedida tomada en 1918 de dos latinas montadas a caballo en algún lugar de Arizona, que forma parte de un proyecto de investigación de la Universidad Estatal de Arizona (ASU). El proyecto “Involucrar, Educar y Capacitar: Desarrollar colecciones de Archivo Impulsadas por la Comunidad” quiere revertir el olvido “racista” del pasado latino de Arizona. EFE/Teodoro Ocampo y Mariana Rodríguez Ocampo Family Photograph Collection/Arizona State University/SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS

Un proyecto de investigación de la Universidad Estatal de Arizona (ASU, en inglés) quiere revertir el “racismo” y “segregación” que supone el olvido de los hispanos en la historia de un estado con una representativa herencia cultural e histórica mexicana.

A pesar de la presencia indeleble de lo latino en Arizona y de que el 30 % de su población es de origen hispano, solo el 2 % de los archivos estatales registran la tradición de los latinos en la región, una injusticia a la que los archiveros del centro universitario quieren poner fin.

“Racismo y poder tuvieron que ver en que no se haya difundido la historia de las minorías”, aseveró a Efe Sujey Vega, una de las coautoras del proyecto “Involucrar, Educar y Capacitar: Desarrollar colecciones de Archivo Impulsadas por la Comunidad”, de la mencionada universidad.

“Cuando recordamos que Arizona fue parte de México y que esos registros no han salido a la luz, no caben dudas de que la historia fue escrita por anglosajones”, agrega Vega.

Anuncio

“Este ‘exilio’ histórico de los latinos en tales registros estatales no se debe a un descuido”, enfatiza sin ambages.

Recientemente, ASU recibió una subvención de 450.000 dólares de parte de la Fundación Andrew W. Mellon para un proyecto de tres años diseñado a construir y expandir colecciones impulsadas por la comunidad.

Se trata de un esfuerzo para dar voz a comunidades largamente marginadas.

“Esperemos que juntos podamos dar más luz a esas historias que necesitan salir de las sombras”, comentó la investigadora, quien también destacó que estos actos de querer “borrar” la vida de los latinos en Arizona no son hechos solamente del pasado.

Anuncio

Por su parte, Nancy Godoy, archivera de la Colección de Investigación Chicano, de ASU, y quien lidera el proyecto de rescate, dijo a Efe que no ha sido solo la comunidad latina la marginada.

Otras minorías como los afroamericanos, asiáticos y el colectivo de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT) corrieron la misma suerte en los registros históricos.

Godoy recordó que en 2012 Arizona Archives Matrix Project, una iniciativa estatal para recopilar datos sobre archivos locales, identificó a estas comunidades también eclipsadas.

“Pero ya estamos trabajando en la restauración de la historia. Vamos a tener quince talleres anuales durante tres años y queremos llevarlos a cabo en lugares públicos para que la comunidad venga y compartan datos y fotografías”, explicó Godoy.

Adelantó que, entre ese 2 % de registros referentes a los latinos en Arizona, cuentan con la colección de la familia Ocampo, que llegó al estado en el siglo XIX y se estableció en el norte de Phoenix.

Poseen archivos gráficos de las familias que vivían en los ranchos y trabajan las tierras. Se documenta en el “rescate” cómo muchos de ellos ayudaron a establecer las primeras iglesias y escuelas.

También, según añadió la especialista en documentación, cuentan con un fragmento de la vida del activista y líder de los campesinos César Chávez, quien realizó una huelga de hambre de 24 días en 1972 para protestar contra la decisión del entonces gobernador Jack Williams de prohibir las huelgas laborales campesinas.

“Me siento muy identificada con esta historia”, puntualizó Godoy.

Anuncio

“Mi padre trabajaba en el campo en Yuma (Arizona). Personalmente esta investigación es muy importante por todo lo que encierra”, detalló.

La archivera coincide con Vega en que el hecho de que no existan registros sobre las minorías obedece a actos de discriminación por parte de las instituciones.

“Se trata de la marginación que vivieron las minorías, de cómo fueron discriminadas, pero es que ellos mismos no sabían lo importante que era dejar bien claro su legado”.

La donación a la biblioteca ayudará a crear una atmósfera que eduque a las personas a promover la igualdad de registros históricos y creará sin dudas un precedente de responsabilidad.

“Se necesitan múltiples perspectivas y maneras de narrar para obtener una comprensión precisa de la historia de Arizona”,se posicionó Godoy.


Anuncio