Anuncio
Share

Gobierno de P.Rico defiende controvertido contrato con empresa estadounidense

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, habla durante una conferencia de prensa. EFE/ARCHIVO

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, habla durante una conferencia de prensa. EFE/ARCHIVO

El gobierno de Puerto Rico intensificó hoy su férrea defensa de un contrato por 300 millones de dólares con la empresa estadounidense de electricidad Whitefish que, según denuncias, carece de experiencia para un trabajo de tal magnitud y el acuerdo se firmó mediante una intermediación indebida.

“El contrato se hizo con todos los procedimientos legales. Aquí no hubo cabildeo. Nadie intervino en la contratación de Whitefish”, señaló hoy en conferencia de prensa Ricardo Ramos, director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) de Puerto Rico.

“No ha habido nada ilegal. Es un chisme que llegó desde Estados Unidos”, dijo Ramos en una conferencia de prensa.

El sistema eléctrico de Puerto Rico era antes y después del paso del huracán María, uno de los principales problemas de la isla.

El problema se agravó más aún al quedar reducido a prácticamente nada, tras el paso de la tormenta.

Los contratos posteriores que ha realizado la estatal Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) con empresas estadounidenses para intentar levantarlo están siendo escudriñados por los medios de la isla.

Whitefish, empresa que según medios estadounidenses solo constaba con dos empleados fijos, fue llamada por el gobierno de Puerto Rico para participar en los trabajos de conexión de la red eléctrica del país arrasada por el huracán María el mes pasado.

Ramos explicó que la suma de 300 millones de dólares es solo una base y que esa cantidad se irá a pagando a Whitefish a medida que cumpla con los trabajos asignados y que si se le solicita mayor colaboración el monto del contrato puede ser aumentado sin problemas.

Frente a las denuncias de que Whitefish tiene solo dos empleados fijo, Ramos informó de que esa empresa contará en los próximos días con 600 hombres y mujeres trabajando en el país.

Los primeros que llegaron “están realizando un excelentísimo trabajo en el territorio” desde que se firmó el contrato y “si es necesario el contrato se ampliará".

Se estudió de manera exhaustiva su experiencia, manifestó Ramos en una aparente alusión a denuncias de que el mayor contrato que había obtenido la empresa hasta el momento fue de 1,3 millones de dólares para sustituir una línea de transmisión de 7,7 kilometros en el estado de Arizona.

El gobierno de Puerto Rico ha prometido que la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica quedarán normalizadas en un 95 por ciento para el 15 de diciembre y en su informe el funcionario pintó un optimista panorama sobre el cumplimiento de esa meta.

“Estamos trabajando para que se atiendan los servicios esenciales lo más pronto posible”, manifestó.

Sin embargo, según las cifras proporcionadas por el gobierno, hasta ahora solo se ha logrado normalizar el suministro de energía en un poco más de un 20 por ciento y muchas ciudades y pueblos continúan sin electricidad y el suministro es a través de generadores de emergencia.

Según el gobierno, el problema que ha frenado los trabajos de recuperación tras el huracán se agravó debido a que las plantas de generación, transmisión y distribución de energía no recibieron el mantenimiento que requerían desde mucho antes del ciclón.

“Muchas habían superado su período de vida útil, estaban averiadas y no habían recibido mantenimiento”, dijo Ramos

En su insistente defensa de Whitefish, el máximo ejecutivo de AEE dijo de ella que es de una de las muchas “empresas emergentes” que han surgido en los últimos años y que serán más las que se espera que firmen contratos con el gobierno pues “son las forjadoras del futuro”.

En la conferencia también participó el secretario de Asuntos Públicos del gobierno de Puerto Rico, Ramón Rosario, quien se unió a Ramos en la defensa del contrato con Whitefish.

“Hubo total transparencia. No hubo intermediarios de ningún tipo en esta contratación”, señaló

Esta semana, en un informe sobre el contrato, el diario The Daily Beast vinculó a la empresa con un donante a la campaña política del presidente Donald Trump.

Por su parte, el diario The Washington Post indicó que supuestamente el director ejecutivo de Whitefish, Andy Techmansky, es amigo del secretario del Interior Ryan Zinke, oriundo del estado de Montana, donde está radicada la empresa.

El problema eléctrico en la isla ha registrado otro giro al nombrar la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) para la isla, a un coronel retirado, como supervisor de la AEE.

El gobierno ha interpretado el gesto como una intromisión en sus asuntos.

Tanto que el secretario de Asuntos Públicos anunció que está dispuesto a acudir a los tribunales para defender a la AEE de este “golpe”.


Anuncio