Anuncio
Share

Exfiscal mexicano niega supuestas presiones de exdirector Pemex por Odebrecht

Fotografía del titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), Santiago Nieto. EFE/Archivo

Fotografía del titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), Santiago Nieto. EFE/Archivo

El exfiscal mexicano de delitos electorales Santiago Nieto negó hoy haber violado el código de conducta de la Procuraduría General de la República (PGR) o mentido sobre las supuestas presiones del exdirector de Pemex Emilio Lozoya para que lo declarara inocente por el caso Odebrecht.

En entrevista con la cadena Televisa, la primera a un medio desde que fue destituido el viernes, dijo que los argumentos esgrimidos para su remoción son “genéricos y vagos”, y señaló que intuye que su destitución está relacionada con declaraciones suyas publicadas la semana pasada por el diario Reforma.

Nieto rechazó que en la entrevista con el rotativo haya divulgado información sobre la investigación sobre ingreso de fondos presuntamente entregados por la compañía brasileña Odebrecht a Lozoya para la campaña electoral del hoy presidente Enrique Peña Nieto.

Al no dar información de la investigación, no hay violación de código de conducta ni del debido proceso y, por tanto, “no podría haber remoción”, afirmó el extitular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade).

En la nota publicada por Reforma el 18 de octubre pasado, que detonó la destitución del funcionario, hay unos textuales de Nieto aludiendo a una carta de Lozoya “diciendo que quiere que haga un pronunciamiento público sobre su inocencia”.

“Esta carta refleja en gran medida la impunidad, es decir, el planteamiento de que ‘soy una figura pública’. La autoridad se tiene que disculpar”, aseguró al diario.

Al respecto, Nieto dijo a Televisa que no hubo presión de Lozoya y que así lo dijo al rotativo, y agregó que el periodista “expresó (en su nota) algunas consideraciones que no tenía que ver expresamente” con lo que él había comentado.

Nieto entregó a Televisa un fragmento de la entrevista de 44 minutos al diario, en la que responde que no recibió presiones. En el audio no figuran sus supuestas declaraciones sobre la solicitud de Lozoya de un pronunciamiento público sobre su inocencia.

Lozoya divulgó el sábado pasado a través de Twitter el documento enviado a Nieto, en el que no hay referencia alguna sobre una petición de tal pronunciamiento.

“Ante la desinformación de quienes mienten, difundo documento procesal que se debía guardar bajo sigilo judicial”, dijo Lozoya, quien pide en el texto que se le notifique si hay una investigación en su contra por hechos relacionados con Odebrecht y se le cite a declarar.

Nieto pidió hoy un voto abierto en la sesión del Senado para decidir si se mantiene su destitución o se revoca.

De acuerdo con la ley, la remoción puede ser objetada con “el voto de la mayoría de los miembros presentes de la Cámara de Senadores dentro de un plazo de diez días hábiles”, en cuyo caso el titular de la Fepade sería restituido en el cargo.

El gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) mantiene un pulso con la oposición sobre el formato de la votación senatorial sobre la remoción de Nieto.

El PRI y su aliado, el Partido Verde Ecologista de México, quieren una votación secreta, mientras el conservador Partido Acción Nacional y los izquierdistas de la Revolución Democrática (PRD) y del Trabajo piden que los senadores voten abiertamente.

Los principales partidos de oposición han criticado abiertamente la destitución de Nieto -una decisión tomada por Alberto Elías Beltrán, quien es el encargado de la PGR (fiscalía general) tras la renuncia de Raúl Cervantes la semana pasada- al considerarla una venganza por las investigaciones que realizaba.


Anuncio