Anuncio
Share

La prensa colombiana tiene el reto de evitar que la violencia permee su agenda

El director de La República, Fernando Quijano, participa en el panel "Violencia y terrorismo, el enemigo común" durante el III Congreso de Editores de Medios de la Celac y la UE en Bogotá (Colombia). EFE

El director de La República, Fernando Quijano, participa en el panel “Violencia y terrorismo, el enemigo común” durante el III Congreso de Editores de Medios de la Celac y la UE en Bogotá (Colombia). EFE

La prensa de Colombia, país que avanza hacia la consolidación de su proceso de paz tras la firma de un acuerdo que acabó con más de cinco décadas de conflicto armado con las FARC, tiene el reto de evitar que la violencia y el terrorismo permeen su agenda, coincidieron hoy editores reunidos en Bogotá.

Al intervenir en el panel “Violencia y terrorismo, el enemigo común”, el director del diario económico La República, Fernando Quijano, destacó que Colombia, “a diferencia de otros países” y de “otros contextos mediáticos”, está “en un momento muy bonito” que ha permitido sacar de las agendas informativas los elementos judiciales, aunque no del todo.

“Ya en nuestras primeras páginas no hablamos de grandes masacres, ya no hablamos de tomas de pueblos, ya no hablamos de las nefastas pescas milagrosas (como se conocían en el país a los secuestros masivos)”, apuntó el editor.

“Entonces ahora es todo un reto mirar a ese otro país, mirar ese país económico que curiosamente nosotros hemos venido viendo desde hace 64 años”, comentó a propósito de la experiencia de su rotativo.

Y en ese contexto consideró que frente a “esta agenda de violencia y terrorismo”, que ha marcado al país “por casi 60 años”, el “reto como prensa económica, y ahora como reto de la prensa en general, es tratar de que estos dos elementos no permeen la agenda” con la cual construyen y ayudan a formar el público.

El editor jefe de redacción de Hard News del Grupo Expansión de México, José Manuel Martínez, advirtió que a partir de 2011 el recrudecimiento de la violencia en su país “se convirtió en el mayor problema para los periodistas”, ante lo cual surgieron iniciativas como “Basta Ya” que reunió a unos 50 medios de comunicación.

Martínez explicó que con esta iniciativa buscaba “no propagar el terror entre la población” y que los medios no se convirtieran en portavoces de los presuntos delincuentes y que se evitara crear una “cultura a favor del narcotráfico”.

Sobre la situación para la prensa en su país, advirtió , citando distintas cifras de violencia contra los comunicadores, que “México sigue siendo uno de los países con mayor riesgo para la actividad periodística”, por lo que consideró necesario “aplicar la ley”.

“Lo que sucede en México es una terrible falta en el ejercicio de la justicia y la impunidad es sumamente grave: de cada 100 procesados penalmente solo nueve son sentenciados”, sentenció Martínez, quien advirtió que los periodistas son blanco de amenazas no solo del narcotráfico sino de grupos de poder económico.

Para el presidente de Prestomedia Grupo, Jesús González, en el caso mexicano es “especialmente extremo el problema del ejercicio de la libertad de expresión y del periodismo” y preguntó cómo puede ayudar el resto de medios a la situación que está viviendo la prensa y los periodistas en ese país.

“Este es un problema absolutamente de todos, porque aunque esté con condiciones y características muy especiales en México, la capacidad para que eso se extienda (...) debería afectar a que tomemos también decisiones”, añadió.

El foro hizo parte del III Congreso de Editores de la Celac y la UE, organizado por Prestomedia, que se celebra desde ayer y hasta hoy en Bogotá con cerca de medio centenar de periodistas, empresarios y autoridades que debaten sobre los desafíos del mundo de la información y de las empresas en el campo político, económico, comercial y ambiental, entre otros.


Anuncio