Anuncio
Share

Centros de esquí formarán a empleados para prevenir ataques sexuales

Los restaurantes y bares de algunos de los principales centros de esquí en el oeste de Colorado entrenarán a sus empleados para prevenir asaltos sexuales o situaciones de violencia doméstica, informó hoy la organización Response, a cargo del proyecto. EFE/EPA/ARCHIVO

Los restaurantes y bares de algunos de los principales centros de esquí en el oeste de Colorado entrenarán a sus empleados para prevenir asaltos sexuales o situaciones de violencia doméstica, informó hoy la organización Response, a cargo del proyecto. EFE/EPA/ARCHIVO

Los restaurantes y bares de algunos de los principales centros de esquí en el oeste de Colorado entrenarán a sus empleados para prevenir asaltos sexuales o situaciones de violencia doméstica, informó hoy la organización Response, a cargo del proyecto.

El entrenamiento, dirigido por consultores locales y con la participación de los departamentos de Policía de cada ciudad, capacitará al personal de restaurantes para “identificar situaciones peligrosas” que usualmente preceden a asaltos sexuales.

El proyecto comenzará en las próximas semanas en la ciudad de Aspen, donde, según la información difundida por Response, la combinación de “encuentros sociales en los que el alcohol está fácilmente disponible” con un contexto dedicado al turismo puede crear un ambiente propicio para que un agresor sexual “seleccione, aísle e incapacite” a sus víctimas.

A los trabajadores de los restaurantes se les formará para saber detectar las primeras señales de una posible situación de acoso o asalto, como darle de beber excesivamente a una persona o separarla del grupo con el que ingresó al lugar.

Los empleados podrían preguntar a la persona acerca de su relación con el supuesto agresor o podrían pedir la intervención del grupo con que llegó.

Además, se formará a los trabajadores para que implementen estrategias para que nadie beba alcohol al punto de quedar incapacitado de dar su consentimiento sobre lo que quiere hacer.

En los restaurantes se exhibirán afiches indicando que el personal ha sido capacitado y se proveerá el número de teléfono de Response o de cualquier otra organización que ayude a víctimas de asalto sexual o de violencia doméstica.

De igual modo, la formación incluye un protocolo de actuación en caso de un ataque sexual.

El proyecto busca que los restaurantes sean lugares seguros para las mujeres, concienciar a los hombres sobre su responsabilidad a la hora de intervenir y proveer recursos para las víctimas, incluidos tratamientos médicos o psicológicos y asistencia para afrontar y entender los procedimientos judiciales.

Según Response, en los primeros nueve meses de este año se han registrado 197 denuncias de asalto sexual en Aspen, con 92 víctimas que debieron ser asistidas.


Anuncio