Anuncio
Share

México rinde homenaje a víctimas del sismo y reconoce trabajo de voluntarios

Fotografía fechada el 10 de octubre de 2017 que muestra las escaleras de un edificio dañado en Ciudad de México (México). EFE/Archivo

Fotografía fechada el 10 de octubre de 2017 que muestra las escaleras de un edificio dañado en Ciudad de México (México). EFE/Archivo

Al cumplirse un mes del terremoto, la capital mexicana homenajeó hoy a las víctimas y reconoció el esfuerzo de los voluntarios que salieron a las calles ese día y los que siguieron para rescatar vida entre los escombros y ayudar a los afectados.

Todavía conmocionados por el sismo, los ciudadanos guardaron tres minutos de silencio a las 13,14 hora local (18,14 GMT), la misma hora en la que el movimiento telúrico de magnitud 7,1 sacudió el centro y sur del país, dejando un total de 369 muertos, 228 solo en la capital.

El gesto respondió a una convocatoria ciudadana transmitida en redes sociales, en la que se pedía guardar el primer minuto de silencio para recordar a las víctimas, el segundo para reconocer el trabajo de quienes ayudaron en los rescates y el tercero para no olvidar lo sucedido y fomentar una cultura de prevención.

En el recuerdo están las dramáticas imágenes de edificios colapsados -38 en la ciudad-, los miles de damnificados y los sentimientos de incertidumbre de aquellas personas que no sabían si podrían regresar a su hogar o si sería declarado inhabitable.

Pero también están muy presente las escenas de ayuda protagonizadas por miles de personas, sobre todo jóvenes, tanto en los escenarios de los rescates como en los centros de acopio.

Todo esto dejó el mensaje de que “reunidos seríamos un México mejor”, dice a Efe Jorge Héctor Díaz, miembro del grupo de rescate Topos Azteca, quien animó a los jóvenes y al resto de la sociedad a “seguir juntos”.

El sismo, además, destapó varios casos en los que planea la sombra de la corrupción, como el del colegio Enrique Rébsamen, que con su derrumbe parcial causó la muerte de 19 niños y siete adultos.

Ahora, el centro es uno de los inmuebles que está siendo investigado, por una presunta construcción realizada irregularmente sobre las aulas por indicaciones de la directora de la escuela, Mónica García.

“No podemos permitir nunca más una Ciudad de México de la corrupción, nunca más salir a la calle y dejar a nuestros hermanos, primos, sobrinos, hijos, con el miedo de que esto vuelva a suceder”, afirmó antes de los minutos de silencio Carlos Gabriel Valdés, vecino de la escuela.

Al igual que el Rébsamen, otros centros educativos están fuertemente dañados por el movimiento telúrico, mientras que otros esperan la certificación definitiva de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y los arreglos necesarios para su reapertura.

De las 4.421 escuelas públicas que se han revisado en la capital, 1.046 no han obtenido un dictamen favorable.

El jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, defendió hoy que la ciudad “ha mostrado una vez más que puede sobreponerse a pruebas tan duras como la del pasado 19 de septiembre”.

En la misma fecha, hace 32 años, otro potente terremoto causó miles de fallecidos también en la capital. El de esta vez, además, vino precedido por el del 7 de septiembre, que dejó 98 muertes en el sur del país.

El sismo del pasado 19 de septiembre ha tenido hasta ahora 39 réplicas, la mayor de ellas de magnitud 4, especificó Mancera.

Pese al aparente control de las autoridades, centenares de personas siguen en la capital durmiendo en tiendas de campaña.

En varios barrios de la popular delegación de Iztapalapa, en el oriente de la ciudad, hay un censo de 19.000 casas afectadas.

Muchas de ellas quedaron inhabitables y en otras, una enorme grieta ha reventado el suelo de las viviendas y recuerda a los vecinos la potencia del movimiento telúrico.

Con miedo e incertidumbre, algunos siguen pernoctando en sus domicilios, muchas veces construidos con sus propias manos, mientras esperan una respuesta de las autoridades.

“No puedes descansar, no puedes tener un sueño profundo. Cualquier ruido hace que te levantes”, cuenta a Efe Juan José Uribe, un vecino afectado.


Anuncio