Anuncio
Share

Tsipras: Es “música para mis oídos” que el FMI no pida más ajustes en Grecia

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ofrece una rueda de prensa. EFE

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ofrece una rueda de prensa. EFE

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, afirmó que Grecia es hoy “un prometedor destino de inversiones” dada la recuperación económica, a la vez que subrayó como “música” para sus “oídos” que el FMI no pida más medidas de ajustes e insista en el alivio de deuda.

“Estoy orgulloso de decir que Grecia está de regreso y entrando en una nueva era, como una economía cada vez más dinámica y un prometedor destino de inversión”, dijo Tsipras en una conferencia en el centro estudios Brookings como parte de su visita oficial a Washington.

Tsipras aseguró que la situación de Grecia “ha cambiado mucho” en los últimos años, y reiteró que el esfuerzo del pueblo griego en medio de la aguda crisis económica en su petición de “un ajuste fiscal y menor austeridad” está empezando a dar recompensas.

En concreto, subrayó que el “fracaso” de los dos primeros rescates multimillonarios a Grecia mostró cómo de erróneas fueron las exigencias de austeridad de los socios europeos y el Fondo Monetario Internacional (FMI), que incluso vio “minada su credibilidad” por participar en ellos, ya que las previsiones no fueron acertadas.

“Por eso, escuchar del FMI ahora que no hacen falta más ajustes en Grecia a la vez que insistió en la necesidad de un alivio de deuda es música para mis oídos”, afirmó el primer ministro griego.

Tsipras se reunió este lunes con Christine Lagarde, directora gerente del FMI, y el martes con el presidente, Donald Trump.

En julio, el Fondo aprobó un “principio de acuerdo” de que participará con 1.600 millones de euros en el tercer programa de rescate, cuyo monto total tiene un máximo de 86.000 millones de euros, pero condicionó el desembolso de esta ayuda a que los socios europeos tomen las medidas necesarias para garantizar la sostenibilidad de la deuda.

Alemania, por su parte, ha dejado claro desde un principio que tan solo se planteará medidas de alivio de deuda una vez concluya el actual programa de rescate, en agosto de 2018.

Tsipras también defendió que Atenas mantuviese el elevado gasto militar en medio de la profunda crisis económica y que, tras su encuentro con Trump en la Casa Blanca, se avanzase un acuerdo potencial valorado en 2.400 millones de dólares para la compra de cazabombarderos F-16 estadounidenses para modernizar la Fuerza Aérea griega.

“Gastaría cero euros en defensa si mis vecinos fuesen Bélgica y Luxemburgo, pero no es el caso”, afirmó Tsipras, al remarcar la importancia geoestratégica de Grecia.

Por ello, indicó que transmitió a Trump que la adquisición de nuevos aviones “ayudará a mejorar la seguridad y la estabilidad de un importante aliado de EEUU en la región”.


Anuncio