Anuncio
Share

México debe capacitar a médicos y enfermeras en manejo de cuidados paliativos

El mexicano Julio Frenk, rector de la Universidad de Miami (UM), durante una conferencia de prensa. EFE/Archivo

El mexicano Julio Frenk, rector de la Universidad de Miami (UM), durante una conferencia de prensa. EFE/Archivo

En México existe una falta de capacitación de médicos y enfermeras en el manejo del dolor en 20 enfermedades amenazantes y limitantes de la vida, como el sida o el cáncer, denunciaron varios expertos tras presentar el último informe de la revista Lancet sobre cuidados paliativos.

“El informe propone un paquete esencial donde se incluye la formación de médicos, enfermeras y otro personal de salud que tienen que saber cómo manejar los síntomas severos, el más obvio es el dolor”, dijo a Efe Julio Frenk, coautor del informe Lancet y presidente de la Universidad de Miami (EE.UU.).

Frenk señaló que el informe pone el dedo en una “yaga del sistema de salud del mundo”, donde hay 25,5 millones de personas, entre ellos 2,5 millones de niños, que mueren con dolores extremos porque “no tienen acceso a un medicamento sencillo, fuera de patente y muy barato que es la morfina, ya sea oral o inyectable.”

Según el exsecretario de Salud de México (2000-2006), creador del Seguro Popular, la capacitación de médicos evitará el manejo irresponsable de los opioides, como ocurre en Estados Unidos, país que está inmerso en una crisis sanitaria por una prescripción “excesiva e irresponsable”.

“No debemos preocuparnos por los excesos cuando lo que debemos dar es el acceso cuando hay un uso legítimo, cuando hay dolor extremo que requiere paliación inmediata”, explicó.

El informe, realizado tomando a México como uno de los países ancla, reveló que solo el 36 % de la necesidad documentada de cuidados paliativos se satisface en el país.

Si bien desde el 2013 se ha avanzado en la creación de un recetario electrónico que permite un mayor control de las existencias de morfina, todavía queda mucho camino por recorrer.

“En México existen 3.558 médicos que tienen recetarios especiales para prescribir morfina, 462 farmacias que manejan el código bidimensional de control y se han prescrito desde 2015 unas 200.000 recetas”, indicó Julio Sánchez y Tepoz, titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Por su parte, Mikel Arriola, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), señaló que se harán esfuerzos para mejorar el lugar 64 de México entre los 172 estudiados durante tres años por la Comisión Lancet, compuesta de 61 autores, 33 comisionados, 14 asesores científicos y 14 colaboradores, entre los que se cuentan 10 mexicanos.

“La morfina inyectable cuesta 30 veces más en México que en otros países. Voy a poner en la mesa el poder de compra del IMSS para bajar los precios”, dijo Arriola, quien anunció nuevos centros para el dolor, con el fin de aumentar los 14 existentes en el país.

También se comprometió, de aquí a 2018, a “incrementar en 18 % la compra de opiáceos y seguir generando entre el personal médico conciencia en cuidados paliativos”.

Por su parte, Germán Fajardo Dolci, director de la Facultad de medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y anfitrión de la presentación del informe en México, señaló que ya se aprobó la creación de la especialidad de medicina paliativa.

“Nos toca preparar a los médicos en estos temas, con respeto a la voluntad, atención global del dolor y la asignatura de medicina paliativa y oncología”, detalló.

Felicia Knaul, copresidente de la Comisión Lancet y profesora de la Facultad de Medicina Leonard M. Miller de la Universidad de Miami, dijo durante su intervención que el informe en México concluyó que unas 468.000 personas viven con dolores extremos.

También descubrió que el 37 % de toda la mortalidad del país sucede sin un mínimo acceso a medicamentos que puedan paliar el dolor y que 16.000 niños mueren sufriendo al año.

“Sabemos que hace falta la capacitación de médicos para que se prescriban los opioides de forma apropiada”, concluyó Knaul.


Anuncio