Anuncio
Share

El sargento Bowe Bergdahl se declara culpable de deserción

El sargento Bowe Bergdahl, quien abandonó su puesto en 2009 en Afganistán y fue capturado en pocas horas por los talibanes, se declaró hoy culpable de deserción y mala conducta ante el enemigo. EFE/ARCHIVO

El sargento Bowe Bergdahl, quien abandonó su puesto en 2009 en Afganistán y fue capturado en pocas horas por los talibanes, se declaró hoy culpable de deserción y mala conducta ante el enemigo. EFE/ARCHIVO

El sargento Bowe Bergdahl, quien abandonó su puesto en 2009 en Afganistán y fue capturado en pocas horas por los talibanes, se declaró hoy culpable de deserción y mala conducta ante el enemigo.

Bergdahl, de 31 años, compareció ante un juez militar en la base de Fort Bragg (Carolina del Norte) y se declaró culpable a través de su abogado, según detalló la cadena CNN.

El sargento se enfrenta así a una posible condena a cadena perpetua por la acusación de “mal comportamiento ante el enemigo por poner en peligro la seguridad”, aunque todavía no ha sido sentenciado.

Bergdahl abandonó su puesto en 2009 en Afganistán y fue capturado en pocas horas por insurgentes talibanes, que lo mantuvieron como rehén hasta mayo de 2014, cuando fue liberado en un intercambio de prisioneros acordado por el Gobierno del entonces presidente Barack Obama.

El Gobierno de Obama intercambió a Bergdahl por cinco talibanes detenidos en la cárcel de la base estadounidense de Guantánamo (Cuba).

Tras una larga revisión del caso, las Fuerzas Armadas decidieron presentar cargos contra Bergdahl por deserción y mal comportamiento frente al enemigo.

La defensa del sargento argumentó a comienzos de este año que Bergdahl no iba a contar con un juicio justo debido a los ataques que recibió del ahora presidente, Donald Trump, durante la campaña electoral de 2016.

Trump llegó a llamar “sucio y podrido traidor” al sargento, y dijo que debería ser ejecutado.


Anuncio