Anuncio
Share

Confinados artesanos en Puerto Rico utilizarán la madera que destruyó María

El secretario del Departamento de Corrección y Rehabilitación de Puerto Rico, Erik Rolón, reveló hoy que los miembros de la población correccional que integran la iniciativa de rehabilitación especializada en artesanías, visitarán próximamente varios centros de acopio a través de la isla, con el fin de rescatar aquella madera que aún sirva para sus obras tras el paso del huracán María. EFE/ARCHIVO

El secretario del Departamento de Corrección y Rehabilitación de Puerto Rico, Erik Rolón, reveló hoy que los miembros de la población correccional que integran la iniciativa de rehabilitación especializada en artesanías, visitarán próximamente varios centros de acopio a través de la isla, con el fin de rescatar aquella madera que aún sirva para sus obras tras el paso del huracán María. EFE/ARCHIVO

El secretario del Departamento de Corrección y Rehabilitación de Puerto Rico, Erik Rolón, reveló hoy que los miembros de la población correccional que integran la iniciativa de rehabilitación especializada en artesanías, visitarán próximamente varios centros de acopio a través de la isla, con el fin de rescatar aquella madera que aún sirva para sus obras tras el paso del huracán María.

“Dentro de las circunstancias adversas a las que se enfrenta Puerto Rico, debemos intentar como pueblo identificar las oportunidades que se nos presentan. Bajo esa premisa es que nuestros confinados artesanos estarán visitando los centros de acopio en Puerto Rico”, expresó Rolón Suárez.

El titular de Corrección y Rehabilitación también informó que se trata de una iniciativa “que no solo es amigable con el ambiente, sino que provee la oportunidad de que este exitoso programa de rehabilitación, tenga las herramientas necesarias para restituirse tras el embate del huracán María”.

El programa de rehabilitación especializado en artesanías del DCR, ha expuesto desde hace varios años la posibilidad de que los confinados se reintegren a la sociedad, “no sólo como hombres y mujeres rehabilitados, sino como microempresarios capaces de integrarse a la corriente económica de la isla.


Anuncio