Anuncio
Share

Presidente catalán dice a CNN estar listo para diálogo “sin condición previa”

El presidente del Gobierno regional catalán, Carles Puigdemont, se mostró hoy dispuesto a entablar un diálogo "sin condición previa" con las autoridades españolas sobre la independencia de Cataluña, según declaró a la cadena CNN. EFE/ARCHIVO

El presidente del Gobierno regional catalán, Carles Puigdemont, se mostró hoy dispuesto a entablar un diálogo “sin condición previa” con las autoridades españolas sobre la independencia de Cataluña, según declaró a la cadena CNN. EFE/ARCHIVO

El presidente del Gobierno regional catalán, Carles Puigdemont, se mostró hoy dispuesto a entablar un diálogo “sin condición previa” con las autoridades españolas sobre la independencia de Cataluña, según declaró a la cadena CNN.

“Estamos en un punto donde lo más importante es que no haya condición previa para sentarse y hablar, aceptar que tenemos que hablar, tenemos que hablar en las condiciones adecuadas”, dijo Puigdemont en una entrevista con ese medio un día después de declarar la independencia de Cataluña y dejarla suspendida.

El presidente de la Generalitat (Ejecutivo catalán) señaló que la “relación entre España y Cataluña no funciona” y, por ello, abogó por abordar un diálogo entre representantes de ambas instituciones para intentar acercar posiciones.

“A lo mejor, podría ayudar al diálogo que dos personas en representación del Gobierno español y dos personas en representación del Gobierno catalán, pudieran ponerse de acuerdo en una sola cosa, como por ejemplo, el nombramiento de un mediador”, declaró el político independentista.

Sobre su mensaje lanzado ayer desde el Parlamento autonómico, en el que utilizó una posible declaración de independencia definitiva como palanca para forzar las negociaciones con el Estado, Puigdemont afirmó que su intención era “mandar un mensaje de calma” y recordar a la gente que la región está afrontando “un problema político” que necesita ser resuelto “con política y no con policía”.

En estos momentos, la Justicia española estudia si hay motivos jurídicos para procesar al líder catalán por haber incurrido en un posible delito de sedición, lo cual sería un “error”, según el dirigente catalán.

“Mi detención sería injustificada y un error; este no es el momento de mandar a prisión a gente con la que se mantienen discrepancias políticas”, consideró.

Pese a que en el referéndum ilegal celebrado el 1 de octubre apenas votaron poco más de dos millones de personas de los alrededor de cinco millones de personas llamadas a las urnas, según datos del Gobierno catalán, el presidente autonómico no dudó en arrogarse una vez más el apoyo de la mayoría del pueblo.

“Hay una mayoría de catalanes que quiere hacer de Cataluña un estado independiente. Y quieren hacerlo en acuerdo con el Estado español, pero ha de hacerse sin condiciones”, sentenció Puigdemont.


Anuncio