Anuncio
Share

Wall Street cierra con nuevos récords del Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq

Comerciantes trabajan en la Bolsa de Valores de Nueva York (EE.UU.). EFE/ARCHIVO

Comerciantes trabajan en la Bolsa de Valores de Nueva York (EE.UU.). EFE/ARCHIVO

Wall Street cerró hoy al alza y por segundo día consecutivo sus tres principales referencias, el Dow Jones de Industriales, el selectivo S&P 500 y el índice compuesto del mercado Nasdaq, terminaron en máximos históricos.

Al cierre de las operaciones, el Dow Jones subió un 0,37 % y acabó en 22.641,67 puntos, el S&P 500 avanzó un 0,22 % hasta 2.534,58 unidades y el índice Nasdaq progresó un 0,23 % hasta 6.531,71 enteros.

Los operadores en el parqué neoyorquino dieron continuidad a las ganancias del lunes, cuando los tres índices de referencia acabaron en máximos históricos, y apostaron por las compras durante toda la sesión, en la que alcanzaron nuevos récords intradía.

El Dow Jones logró su quinto día consecutivo de subidas, tras una sesión en la que los inversores celebraron un dato mejor de lo esperado sobre el sector manufacturero, que alcanzó en septiembre su nivel más alto en los últimos trece años.

Casi todos los sectores en Wall Street cerraron al alza, entre los que destacaron el de materias primas (0,77 %), el industrial (0,46 %), el financiero (0,37 %), el energético (0,23 %) o el tecnológico (0,21 %), mientras que solo bajó el sanitario (-0,01 %).

Verizon (0,99 %) lideró las ganancias entre la inmensa mayoría de los treinta valores del Dow Jones, por delante de American Express (0,98 %), Walmart (0,98 %), General Electric (0,94 %), Walt Disney (0,93 %), Intel (0,87 %), Coca-Cola (0,87 %) o 3M (0,85 %).

También subieron más de medio punto Home Depot (0,70 %), Johnson & Johnson (0,67 %), Caterpillar (0,63 %), UnitedHealth (0,60 %) o JPMorgan (0,53 %), y solo bajaron Nike (-0,77 %), Microsoft (-0,47 %), Merck (-0,28 %), Boeing (-0.2,1 %) y McDonald’s (-0,06 %).

Al cierre de la sesión bursátil, el petróleo de Texas bajaba a 50,36 dólares, el oro cedía a 1.274,4 dólares, la rentabilidad de la deuda pública a diez años retrocedía al 2,322 % y el dólar perdía terreno frente al euro, que se cambiaba a 1,1750 dólares.


Anuncio