Anuncio
Share

Gobernador de Puerto Rico agradece a la Junta de la universidad que no dimita

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, agradeció hoy a los miembros de la Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico (UPR) que, tras la reunión extraordinaria, se hayan mantenido en sus cargos "en claro contraste con otros funcionarios universitarios que decidieron renunciar a sus puestos en los momentos en que la institución más los necesita". EFE/Archivo

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, agradeció hoy a los miembros de la Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico (UPR) que, tras la reunión extraordinaria, se hayan mantenido en sus cargos “en claro contraste con otros funcionarios universitarios que decidieron renunciar a sus puestos en los momentos en que la institución más los necesita”. EFE/Archivo

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, agradeció hoy a los miembros de la Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico (UPR) que, tras la reunión extraordinaria, se hayan mantenido en sus cargos “en claro contraste con otros funcionarios universitarios que decidieron renunciar a sus puestos en los momentos en que la institución más los necesita”.

Pese a los señalamientos hacia su persona a lo largo del día, el presidente de Junta de Gobierno de la UPR, Carlos Pérez, anunció en la reunión que no tiene previsto dimitir.

“Reiterando mi respeto a la autonomía universitaria, deseo expresarle al pueblo que nuestra administración no abandonará a la Universidad, afirmando nuestra disposición de colaborar con la nueva presidenta interina de la UPR, Nivia Fernández, para atender la crisis fiscal que durante los pasados años fue ignorada y desatendida”, dijo, según declaraciones difundidas por La Fortaleza -sede del ejecutivo-.

La reunión de hoy de la Junta se celebró tras la dimisión ayer de la presidenta interina de la UPR, Celeste Freytes, además de la renuncia de diez de los once rectores de la institución, por diferencias en las medidas de ahorro propuestas por la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Desde el gobierno la decisión adoptada ayer por los académicos es considerada una maniobra orquestada.

La JSF ha pedido que los ahorros asciendan a 300 millones de dólares.


Anuncio