Anuncio
Share

Cientos de personas piden suavizar penas de sistema judicial criminal tejano

Familiares de reculsos rezan sosteniendo pancartas que en su mayoría piden condenas justas e inocencia factual durante una concentración hoy, lunes 13 de febrero 2017, frente al Capitolio en Austin, Texas. EFE

Familiares de reculsos rezan sosteniendo pancartas que en su mayoría piden condenas justas e inocencia factual durante una concentración hoy, lunes 13 de febrero 2017, frente al Capitolio en Austin, Texas. EFE

Cientos de familiares de presos y varias asociaciones se manifestaron hoy en Austin (Texas) para reclamar que se suavicen las penas del sistema de justicia criminal del estado de la estrella solitaria.

En una concentración frente al Capitolio estatal, las más de doscientas personas reunidas pidieron a los legisladores de Texas que reformen el sistema de justicia penal, asegurando que algunas sentencias son “demasiado duras” conforme a los delitos cometidos.

“Mi marido lleva 19 años en prisión y está sentenciado a cadena perpetua por haber cometido un robo en 1998 junto a un amigo, que decidió matar a una persona durante el asalto”, explicó a Efe Ashley Arriaga, mujer hispana nacida en Weslaco (Texas).

A pesar de no haber apretado el gatillo, José, marido de Ashley, recibió la misma condena que el asesino y desde entonces, su mujer lucha por la libertad del reo, que ahora tiene 36 años.

Los manifestantes reivindicaron también que las condiciones carcelarias en el estado sureño son “deplorables”, por lo que abogaron por cambios legislativos al respecto.

En este sentido, la directora ejecutiva de la Asociación de Familiares de Presos de Texas (TIFA, en sus siglas en inglés), Jennifer Erschabek, recordó que las cárceles deberían ser lugares “más seguros, humanos y transparentes”, a la vez que lamentó que cada centro se rija por sus propias normas.

“El sistema de justicia criminal de Texas es improductivo, muy costoso para los contribuyentes y fractura a demasiadas familias tejanas”, sentenció Erschabek, que criticó las penas “excesivamente largas” y las continuas declinaciones de peticiones de libertad condicional.

Otra de las reivindicaciones se basa en la vida del preso después de salir de cárcel, hecho habitualmente “muy complicado” para la mayoría de ellos, según palabras de Mary S. Molnar, directora de la organización Voces de Texas por la Razón y la Justicia (TVRJ).

Actualmente, más de 87.000 personas están registradas en la lista de delincuentes sexuales en Texas, una cifra que para Molnar es exagerada y que mete en el mismo saco a “monstruos” y personas que cometieron un error leve una única vez.

“Pequeños errores etiquetan a muchos padres o madres de familia, amigos, hijos o hermanos para el resto de su vida, haciéndoles muy difícil rehacer su vida después de haber estado en la cárcel”, manifestó la activista.

Al finalizar la concentración, las asociaciones reunidas hoy entregaron una petición firmada por más de 8.000 personas que exige distintos cambios legislativos a la oficina del gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott.

En concreto, los familiares de reclusos apoyan los proyectos de ley SB 485 y HB1421, que abogan, entre otros puntos, por crear una agencia independiente que vigile y supervise las cárceles del Departamento de Justicia Criminal de Texas (TDCJ, en inglés).

Aumentar el acceso público a la información de este departamento y más participación ciudadana sobre temas importantes de la justicia penal tejana son otras de las prioridades de estas propuestas de ley, que próximamente serán sometidas a estudio en el Senado y en el Congreso de Texas, respectivamente.

En lo que va de año, dos reclusos han fallecido mientras estaban bajo custodia en la cárcel del condado de Travis, cuya capital es Austin, por culpa de falta de tratamiento médico o asistencia médica rápida, según estas organizaciones.


Anuncio