Anuncio
Share

Las cartas de la Junta de Supervisión de Puerto Rico levanta críticas

El presidente del Senado de Puerto Rico, Thomas Rivera (D), criticó y se refirió hoy a las dos misivas difundidas anoche por la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) en las que recuerda que mientras no haya un plan fiscal pueden pedir al ejecutivo, entre otros, que les presente las nuevas leyes y/o un informe de su aplicación. EFE/ARCHIVO

El presidente del Senado de Puerto Rico, Thomas Rivera (D), criticó y se refirió hoy a las dos misivas difundidas anoche por la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) en las que recuerda que mientras no haya un plan fiscal pueden pedir al ejecutivo, entre otros, que les presente las nuevas leyes y/o un informe de su aplicación. EFE/ARCHIVO

El presidente del Senado de Puerto Rico, Thomas Rivera, criticó y se refirió hoy a las dos misivas difundidas anoche por la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) en las que recuerda que mientras no haya un plan fiscal pueden pedir al ejecutivo, entre otros, que les presente las nuevas leyes y/o un informe de su aplicación.

En una de las misivas, remitida al economista Gustavo Vélez, el presidente de la JSF, José Carrión, le recuerda que una vez se implante el plan fiscal harán un seguimiento del mismo, además de recordar que habrá que realizar ajustes fiscales y que la reducción en los gastos del gobierno son inevitables.

A su vez, le indica que todas las entidades gubernamentales necesitan reducir sus gastos “lo antes y lo más posible”.

La otra carta de la JSF está remitida al representante del gobierno en la JSF, Elías Sánchez, a quien recuerda las herramientas que la JSF tiene disponibles en relación a la legislación mientras no haya un Plan Fiscal.

Una de ellas pasa por el hecho de que mientras esté operativa la JSF, ningún gobierno de la isla puede, sin la autorización previa de dicho órgano, emitir deuda.

En un descanso de las vistas para evaluar los nombramientos del secretario del Departamento de Desarrollo Económico (DDEC) y director ejecutivo de la Compañía de Fomento Industrial (PRIDCO, por su sigla en inglés), Manuel Rivera Laboy, Rivera Schatz criticó a la JSF de quien dijo que es “parte del problema”.

“Si la junta nos cuesta tres millones casi todos los meses, según me dice él (el designado secretario de Desarrollo Económico Manuel Laboy Rivera), pues es también otro dato a observar. Si un inversionista ve que la JSF está pidiendo al Gobierno que recorte, que recorte, que recorte y no va a tener la capacidad entonces de entrar a manejar asuntos que inciden en lo que sería convertir a Puerto Rico en un área atractiva para esos inversionistas, pues se convierte en parte del problema la Junta”, dijo.

Además dijo ser consciente de que el ejecutivo de la isla tiene que mantener unos ahorros “que ya se han materializado de una forma una otra” y consideró que el “factor determinante es el tiempo: en cuánto tiempo puedes tu ahorrar tanto”.

Por último, recordó que estaba en contra de la junta y que si por él fuera se podría ir “ahora mismo. No nos hace falta. Gobernamos nosotros. Podrá recomendar (...) somos una colonia y tenemos la imposición colonial”.

En la vista, que estuvo centrada la mayor parte en la JSF, Rivera Laboy dijo que si incidía la presencia de la JSF en la isla sobre las inversiones en Puerto Rico.

“Sí incide. Cuesta entre 2 millones y 3 millones mensuales de dólares”.


Anuncio