Anuncio
Share

107-121. Williams encabeza el ataque ganador de los Lakers; Willy captura 13 rebotes

El jugador de Lakers Lou Williams. EFE/Archivo

El jugador de Lakers Lou Williams. EFE/Archivo

El escolta reserva Lou Williams anotó 22 puntos y encabezó el ataque ganador de Los Angeles Lakers que se impusieron a domicilio por 107-121 a los Knicks de Nueva York, en el duelo de equipos perdedores.

Junto a Williams otros seis jugadores de los Lakers tuvieron números de dos dígitos y ayudaron a que el equipo angelino rompiese racha de 12 derrotas seguidas fuera de su campo.

El escolta titular Nick Young aportó otros 17 tantos, mientras que el alero novato Bradnon Ingram y el ala-pívot Julius Randle consiguieron 14 tantos cada uno.

Los Lakers (18-36) lograron la tercera victoria en los últimos 13 partidos que han disputado después de haber perdido 17 de los 18 anteriores que disputaron fuera de su campo.

El equipo angelino no ganaba fuera de su campo desde el pasado 16 de diciembre en Filadelfia y es la primera victoria que consiguen ante los Knicks en el Madison Square Garden en seis años.

El base español José Manuel Calderón siguió sin tener minutos con los Lakers.

El alero Carmelo Anthony, que puede tener los días contados con los Knicks, aportó 26 puntos y repartió cinco asistencias, pero no pudo evitar la segunda derrota consecutiva y la séptima en los últimos 10 partidos disputados.

El ala-pívot letón Kristaps Porzingis y el base Brandon Jennings, que salió de reserva anotaron 16 puntos cada uno, mientras que el pívot español, el novato Willy Hernangómez volvió a ser el mejor en el juego interior al capturar 13 rebotes.

Hernangómez jugó 24 minutos en los que también aportó ocho puntos tras encestar 3 de 9 tiros de campo y acertó 2-2 desde la línea de personal.

El internacional español capturó 10 rebotes defensivos, dio una asistencia, recuperó dos balones, perdió otro y puso un tapón además de cometer cuatro faltas personales.

El partido estuvo siempre favorable a los Lakers que llegaron a tener hasta 27 puntos de ventaja en el tercer periodo (56-83), lo que hizo que los aficionados de los Knicks comenzasen a abuchear al equipo.


Anuncio