Anuncio
Share

Senador de Arizona propone ley que establece penas máximas a indocumentados

El senador republicano de Arizona Steve Smith asegura que quiere "salvar vidas" con su proyecto de ley que establecería las penas máximas a los indocumentados sentenciados por delitos y les impediría solicitar la libertad bajo fianza o sentencias reducidas. EFE/ARCHIVO

El senador republicano de Arizona Steve Smith asegura que quiere “salvar vidas” con su proyecto de ley que establecería las penas máximas a los indocumentados sentenciados por delitos y les impediría solicitar la libertad bajo fianza o sentencias reducidas. EFE/ARCHIVO

El senador republicano de Arizona Steve Smith asegura que quiere “salvar vidas” con su proyecto de ley que establecería las penas máximas a los indocumentados sentenciados por delitos y les impediría solicitar la libertad bajo fianza o sentencias reducidas.

La propuesta S.B.1279 negaría a una persona “sin papeles” sentenciada por una felonía o un crimen la posibilidad de solicitar libertad condicional, hacer trabajo comunitario, o participar en cualquier tipo de programa que les permita salir de la cárcel antes de que termine por completo sus sentencias.

La legislación también prohibiría a los jueces aplicar sentencias “leves” por el delito cometido si al momento de cometerlo la persona se encontraba de manera ilegal en el país.

“Esta iniciativa tiene el propósito de salvar vidas, evitando que criminales salgan de la cárcel y tengan la posibilidad de seguir lastimando o matando a otros mientras esperan por un proceso de deportación”, dijo a Efe el senador Steve Smith.

En opinión de Smith, esta legislación busca evitar que más familias estadounidenses sean “víctimas” de ataques por parte de inmigrantes indocumentados.

La iniciativa denominada “Grant’s Law” lleva el nombre en memoria del joven Grant Ronnebeck, de 21 años, quien fuera asesinado por un indocumentado durante un asalto mientras trabajaba en el 2015 en una tienda Quik Trip en Mesa, Arizona.

El hombre acusado del asesinato fue identificado como Apolinar Altamirano, un inmigrante indocumentado que había sido dejado en libertad por la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) a pesar de que previamente había sido convicto de una felonía.

El caso de Ronnebeck igualmente fue utilizado durante la campaña del ahora presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

La madre del joven asesinado estuvo presente en Washington D.C la semana pasada cuando Trump firmó una orden ejecutiva en contra de la inmigración indocumentada, que incluye la construcción de un muro en la frontera con México, la contratación de 5.000 agentes adicionales de la Patrulla Fronteriza y sanciones en contra de las denominadas “ciudades santuario”.

Smith dijo estar complacido por los esfuerzos que el presidente Trump está haciendo para combatir la inmigración indocumentada a nivel federal, pero consideró que los estados también deben tomar a su vez sus propias medidas.

“Esta legislación mantendría a los indocumentados que han cometido crímenes en las cárceles hasta que sean deportados”, enfatizó.

El legislador republicano está convencido que si Altarmirano no hubiera sido dejado en libertad, Ronnebeck estaría hoy aun con vida.

“Hay algo mal en el sistema cuando una persona que ha cometido un delito, que es indocumentado, se le deja salir a la calle nuevamente”, aseveró.

Esta no es la primera vez que Smith trata de pasar una legislación este tipo puesto que ya durante la pasada sesión legislativa otra medida similar fue derrotada solamente por un voto en contra, por lo que el legislador está convencido que esta vez si logrará su aprobación.

La propuesta ya fue aprobada por un comité y próximamente será debatida en el pleno del senado estatal.

Para convertirse en ley, la legislación deberá ser aprobada también por la Cámara Baja y ser firmada por el gobernador de Arizona, Doug Ducey.

No obstante, la directora de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) en Arizona, Alessandra Soler, dijo a Efe que ya se preparan para combatir esta propuesta en las cortes en caso de que sea aprobada.

“Esta es otra forma con que el estado de Arizona busca criminalizar a los indocumentados”, dijo Soler.

Indicó que el estado busca utilizar el hecho de ser indocumentado como un antecedente legal para castigar a una persona, algo que en su opinión está en contra de la constitución.

La activista aseguró que esto afectará más a las personas acusadas de delitos menores que actualmente solo reciben sentencias mínimas como trabajo comunitario.

Críticos de la medida consideran que este tipo de propuestas responden al sentimiento antiinmigrante generado a nivel nacional por la elección a la presidencia de Donald Trump.

El estado de Arizona es conocido a nivel nacional por sus duras leyes estatales en contra de la inmigración indocumentada.


Anuncio