Anuncio
Share

La deuda, un obstáculo en el caminar de Puerto Rico

El ejecutivo del gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, en el poder desde comienzos de mes, ya se ha visto obligado a incumplir su primer pago de deuda, por valor de 312 millones de dólares, debido a la falta de liquidez, aunque sí abonó 297 millones de dólares de bonos de varias corporaciones. EFE/Archivo

El ejecutivo del gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, en el poder desde comienzos de mes, ya se ha visto obligado a incumplir su primer pago de deuda, por valor de 312 millones de dólares, debido a la falta de liquidez, aunque sí abonó 297 millones de dólares de bonos de varias corporaciones. EFE/Archivo

El ejecutivo del gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, en el poder desde comienzos de mes, ya se ha visto obligado a incumplir su primer pago de deuda, por valor de 312 millones de dólares, debido a la falta de liquidez, aunque sí abonó 297 millones de dólares de bonos de varias corporaciones.

Por otro lado, hoy Rosselló rechazó auditar la deuda e indicó, en declaraciones a los medios, que cuando se hace una emisión de bonos se marcan unos ciertos parámetros “y cuando se hace la emisión de bonos, parte del acuerdo es el cumplimiento”.

A su vez, opinó que hay otros mecanismos “que son mucho más robustos y que van por encima de auditar la deuda, que nos permiten sentarnos como adultos con evidencia y entrar en renegociación en buenos términos”.

El gobernador ya ha enviado las cartas a los representantes del sector privado y a los líderes sindicales y del tercer sector para destituirlos como miembros de la Comisión para la Auditoría Integral del Crédito Público que nació mediante la Ley 97 del año 2015 y que estaba encaminada a auditar la deuda de Puerto Rico.

Rosselló justificó hoy su decisión indicando que dicho organismo precisa de personas de su entera confianza.

“PROMESA faculta al gobernador y al gobierno a tener responsabilidad para ejecutar un plan fiscal. ¿Cómo un gobierno y un gobernador van a ejecutar un plan fiscal si no tienen las personas que van a correr ese plan fiscal que sean de la confianza del gobierno en esas posiciones?”, dijo sobre su decisión.

En ese sentido el expresidente del Senado, Eduardo Bhatia, opinó que se trata de una expulsión “hostil de distinguidos y reconocidos miembros de la Comisión Independiente de la Auditoría divide más al País. En las circunstancias en que se encuentra Puerto Rico es necesario contar con transparencia y con validadores independientes que miren la situación del País desde justa perspectiva y sin colores políticos”.

Incluso el propio presidente de la Comisión para la Auditoría Integral del Crédito Público, Roberto Pagán, indicó que la misiva debe ser producto de una confusión, “pues nos equipara a una corporación pública, o instrumentalidad del ejecutivo, que evidentemente no somos pues estamos adscritos a la rama legislativa”.

“Nuestra misión no necesariamente tiene que alinearse con el Plan Fiscal que debe entregarle el gobernador la Junta de Control Fiscal, ni debemos ‘gozar de su confianza’ como demanda en su carta. Esta Comisión se concibió como un cuerpo separado del Gobierno y con autonomía completa para poder realizar un trabajo de auditoría forense, alejado de debates o proyectos político-partidistas”, subrayó.

Ayer el ejecutivo presidido por Rosselló se vio obligado a incumplir su primer pago de deuda en el mes que lleva gobernando la isla.

La Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto Rico (AAFAF), sin embargo si emitió 296,7 millones de dólares que vencían ayer.

Los mismos correspondían a pagos de la deuda de la Corporación del Fondo de Interés Apremiante (COFINA), de los bonos del Sistema de Retiro de Empleados Públicos; la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados; la Compañía de Fomento Industrial; la Autoridad de Carreteras y la Autoridad para el Financiamiento Municipal.

Sin embargo, no pudo hacer frente a 312,1 millones de dólares que falta por abonar del Banco Gubernamental de Fomento (BGF) -250 millones-; la Corporación de Financiamiento Público, la Autoridad para el Financiamiento de la Infraestructura y los bonos de Obligaciones Generales GO’s.

La AAFAF indicó que el impago que se tuvo que afrontar se debía a falta de liquidez.

Todo ello se ha realizado después de que a finales de enero Rosselló promulgara la Ley de Emergencia Financiera y Responsabilidad Fiscal que le ha permitido hacer pagos parciales y negociar de forma voluntaria la deuda histórica que vive la isla.

La ley permite al gobierno realizar pagos parciales de la deuda a los acreedores con base en la disponibilidad de liquidez después de financiar los servicios básicos, como salud y educación.


Anuncio