Anuncio

Protesta en Miami urge a alcalde Giménez a rectificar apoyo a orden de Trump

Varias manifestantes sostienen pancartas durante una manifestación hoy, martes 31 de enero 2017, frente a las oficinas del condado de Miami-Dade, Florida, donde instaron al alcalde Carlos Giménez a rectificar su apoyo a la iniciativa migratoria del presidente Donald Trump. La coalición de grupos civiles y a favor de la inmigración Miami Fights Back demandó al alcalde republicano, de origen hispano, reconsiderar su decisión, teniendo en cuenta además el impacto económicos que esta implica. EFE

Varias manifestantes sostienen pancartas durante una manifestación hoy, martes 31 de enero 2017, frente a las oficinas del condado de Miami-Dade, Florida, donde instaron al alcalde Carlos Giménez a rectificar su apoyo a la iniciativa migratoria del presidente Donald Trump. La coalición de grupos civiles y a favor de la inmigración Miami Fights Back demandó al alcalde republicano, de origen hispano, reconsiderar su decisión, teniendo en cuenta además el impacto económicos que esta implica. EFE

Medio millar de manifestantes instaron hoy al alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos Giménez, a rectificar su apoyo a la iniciativa migratoria del presidente Donald Trump, durante una protesta en el centro de la ciudad.

“Invitamos al alcalde Carlos Giménez a que se retracte de lo que dijo la semana pasada, cuando expresó que apoyaría las órdenes anti-inmigración de Trump”, expresó Debbie Mucarsel-Powell, una de las organizadores de la movilización.

La activista criticó que Giménez ha sido “el único alcalde” en todo el país que ha expresado abiertamente su deseo de acatar la orden de Trump.

El republicano Trump firmó la semana pasada una orden ejecutiva que busca retirar fondos federales a las denominadas “ciudades santuario”, jurisdicciones que rechazan destinar fondos y esfuerzos para cooperar con programas federales que no son de obligatorio cumplimiento, como las detenciones prolongadas de inmigrantes, sin orden judicial.

María Asunción Bilbao, de United Families, dijo a Efe que a la protesta, frente al centro administrativo, asistieron más de 400 personas, muchas de ellas de forma espontánea.

La coalición de grupos civiles y a favor de la inmigración Miami Fights Back demandó al alcalde republicano, de origen hispano, reconsiderar su decisión, teniendo en cuenta además el impacto económicos que esta implica.

“La protesta de hoy no solo tiene un carácter humanitario, sino también económico”, comentó Mucarsel-Powell, quien preside la consultoría para organizaciones sin ánimo de lucro DMP Associates.

“La posición del alcalde puede afectar a miles de inmigrantes que trabajan en muchas de las labores del condado, incluyendo la agricultura, turismo y servicios en general. Hay miles trabajando en estos sectores”, apuntó la activista por los derechos civiles.

A la protesta acudieron empresarios, funcionarios electos de ambos partidos, líderes comunitarios y residentes en general, al igual que organizaciones como WeCount!, FLIC, SEIU Florida, United Families y Women Working Together USA, entre otras.

Mucarsel-Powell además alertó de que “existen riesgos de que el alcalde Giménez suministre datos de ubicación de inmigrantes indocumentados al Departamento de Seguridad Nacional”.

“El alcalde Giménez está dando la espalda a más de la mitad de los residentes del condado que son inmigrantes y está estableciendo un precedente peligroso que puede abrir la puerta a acciones anti-inmigrantes aún más expansivas”, cuestionó Miami Fights Back.

Más de la mitad de los residentes del condado son inmigrantes y de ellos más de 150.000 son indocumentadas, según los organizadores de la protesta.

Giménez ha enfrentado esta semana no sólo dos protestas, con la de hoy, sino además la presión de la Comisión del condado, que ayer le solicitó una reunión inmediata para evaluar su decisión.

La comisionada Daniella Levine Cava le sugirió este lunes a Giménez unirse a ciudades que, como Nueva York, Los Ángeles, Chicago o Seattle, se han posicionado a favor de proteger a los inmigrantes y han retado legalmente la decisión de Trump.


Anuncio