Anuncio

Ciudad de México da un paso esencial hacia una mayor autonomía

La primera Constitución de la Ciudad de México entrará en vigor a partir del 17 de septiembre de 2018, después de que esta madrugada concluyeran los trabajos de dictaminación del articulado, informó hoy la Asamblea Constituyente. EFE/ARCHIVO

La primera Constitución de la Ciudad de México entrará en vigor a partir del 17 de septiembre de 2018, después de que esta madrugada concluyeran los trabajos de dictaminación del articulado, informó hoy la Asamblea Constituyente. EFE/ARCHIVO

La Ciudad de México dio hoy un gran paso hacia una mayor autonomía política y administrativa con la conclusión de los trabajos de dictaminación del articulado de la primera Constitución de la capital mexicana.

“La Constitución de la Ciudad de México entrará en vigor el 17 de septiembre de 2018", informó en un comunicado la Asamblea Constituyente que elaboró el documento.

Según el preámbulo del texto elaborado, “esta Constitución es posible merced a la organización cívica y autónoma de sus pobladores y la resistencia histórica contra la opresión”, y constituye “la culminación de una transición política de inspiración plural y democrática”.

La aprobación de la Carta Magna capitalina es de gran relevancia para llevar a buen término la reforma política que, en enero de 2016, estableció que la Ciudad de México se convertiría en el estado número 32 del país.

El texto contempla los derechos de los pueblos y barrios originarios y comunidades indígenas residentes y, en materia educativa, se buscará eliminar la exclusión y la falta de acceso a la educación media y superior con una ampliación del presupuesto.

Uno de los artículos considerados más avanzados es el derecho de autodeterminación personal, que explicita que “una vida digna contiene implícitamente el derecho de una muerte digna”.

Se establece la configuración de alcaldías, que estarán obligadas a destinar al menos 22 % de su presupuesto a proyectos en infraestructura, equipamiento urbano y servicios públicos, de forma gradual a partir del ejercicio del presupuesto de 2019.

A más tardar el 31 de diciembre de 2017, la Asamblea Legislativa expedirá leyes de la organización y funcionamiento de los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial, y las normas para implementar las disposiciones constitucionales para la organización política y administrativa de la capital.

Las normas de los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial entrarán en vigor respectivamente el 17 de septiembre de 2018, el 5 de diciembre de 2018 y el 1 de junio de 2019.

Al final de la sesión de dictaminación de los artículos, los diputados constituyentes de todos los grupos parlamentarios celebraron el resultado de su labor y se felicitaron recíprocamente.

El coordinador del grupo parlamentario del conservador Partido Acción Nacional (PAN), Santiago Creel, consideró que “dentro de las reglas democráticas supimos marcar nuestras diferencias”.

Aseveró que los diputados cumplieron un mandato constitucional y “esto debe constituir una buena noticia para los habitantes de la ciudad”.

César Camacho, coordinador de bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI, en el poder federal), aseguró que la redacción de la Constitución “es apenas el inicio de una larga vida de democracia, de justicia social y de concordia”.

A su vez Dolores Padierna, coordinadora del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), que gobierna la capital desde 1997, señaló que “todos hemos construido juntos un nuevo proyecto de vida” para la ciudad. “Estamos haciendo historia”, proclamó.

Bernardo Bátiz, del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), celebró la camaradería que encontró en los trabajos de la Constituyente.

“Compañeras y compañeros legisladores. ¡Tenemos Constitución! ¡La primera Constitución Política de la Ciudad de México!”, exclamó el presidente de la Mesa Directiva de la Constituyente, Alejandro Encinas, ante el pleno compuesto por 10 grupos parlamentarios que, de pie, estallaron en aplausos durante varios minutos.

Pero la celebración no fue compartida en todos los sectores.

El Comité Ciudadano por el Plebiscito (Cocip), integrado por diversas organizaciones civiles, entregó 37.000 firmas exigiendo al jefe del Gobierno de la capital, Miguel Ángel Mancera, someter a consulta el texto elaborado por la Constituyente, al que consideró un proyecto “impuesto, tendencioso e ideologizado”.

“La izquierda más radical cayó en la trampa de sus propios argumentos. Preocupados por defender sus posturas ideológicas, algunos constituyentes pusieron sus intereses incluso ‘sobre su cadáver’ antes que legislar por los derechos de todos”, indicó el Cocip en un boletín, sin precisar qué porciones o preceptos objeta.

En declaraciones a periodistas frente a la sede del Gobierno local, miembros del Comité señalaron que Mancera ha utilizado el proyecto de Constitución como trampolín político para su búsqueda de la Presidencia en 2018 y ha dejado a un lado los intereses de los ciudadanos, sin darles la oportunidad de reflexionar sobre el texto.

El Cocip está formado por Ciudad Posible, Frente Nacional por la Familia CDMX, Red Familia, Comisión Mexicana de Derechos Humanos y Unión de Padres de Familia CDMX, entre otras agrupaciones.


Anuncio