Anuncio

La embajadora de Trump ante la ONU se estrena este viernes

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence (d), pronuncia su discurso antes de investir a la nueva embajadora estadounidense de Naciones Unidas, Nikki Haley (i), durante la ceremonia en el edificio Eisenhower en Washington, Estados Unidos. EFE/Archivo

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence (d), pronuncia su discurso antes de investir a la nueva embajadora estadounidense de Naciones Unidas, Nikki Haley (i), durante la ceremonia en el edificio Eisenhower en Washington, Estados Unidos. EFE/Archivo

La nueva embajadora ante la ONU, Nikki Haley, mantendrá este viernes un primer encuentro con el secretario general, António Guterres, en medio de informaciones que apuntan que el Gobierno de Donald Trump prepara un recorte drástico de los fondos que aporta a la organización.

Haley, confirmada por el Senado esta semana, presentará mañana sus credenciales diplomáticas a Guterres en la sede de Naciones Unidas, según informó hoy la ONU.

La exgobernadora republicana de Carolina del Sur se perfiló durante sus audiencias de confirmación como una voz independiente que tratará, junto a otros miembros del gabinete, de moderar a Trump en algunas de sus posturas internacionales más controvertidas.

Haley se mostró ante los senadores a favor de revisar parte de la financiación que EE.UU. da a la ONU, aunque dejó claro que no es partidaria de medidas radicales.

Sin embargo, la nueva representante estadounidense se incorpora a Naciones Unidas poco después de saberse que Washington está preparando una orden ejecutiva que, de aprobarse, podría reducir de forma muy importante los fondos que EE.UU. aporta a la organización, de la que es el principal contribuyente.

Según un borrador obtenido por The New York Times, Trump prevé cortar toda financiación a agencias de la ONU y organismos que tengan a Palestina como miembro de pleno derecho o que tengan programas que financien abortos, entre otros criterios.

La orden pide además reducir al menos un 40 por ciento el resto de fondos que el país destina a organizaciones internacionales, con menciones concretas a las operaciones de paz o al Fondo de Población de la ONU.

Por ahora la organización no ha querido comentar sobre esos planes, dado que no se han oficializado.

“Hemos leído las informaciones sobre cosas que pueden o no ocurrir. No vamos a comentar”, dijo hoy el portavoz de Guterres, Stéphane Dujarric.

Trump se ha mostrado a menudo muy crítico con la ONU y ha cuestionado públicamente su eficacia, señalando un claro giro en la política de Washington.

Preguntado al respecto, el embajador francés ante Naciones Unidas, François Delattre, dijo hoy que el mensaje de su país a la Casa Blanca es: “Por favor, manténganse comprometidos con los asuntos internacionales, porque necesitamos a Estados Unidos”.

Delattre consideró que es “demasiado pronto” para hablar sobre los posibles recortes estadounidenses al presupuesto de la ONU y confió en mantener una relación productiva con Haley.


Anuncio