Anuncio

La ONU detalla cómo funcionará su nueva comisión sobre crímenes en Siria

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres (c), ofrece un discurso. EFE/Archivo

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres (c), ofrece un discurso. EFE/Archivo

El secretario general de la ONU, António Guterres, anunció hoy los detalles del funcionamiento de una nueva comisión encargada de apoyar la investigación de los crímenes más graves cometidos en la guerra en Siria, un órgano aprobado por los 193 Estados miembros el pasado diciembre.

La decisión adoptada entonces por la Asamblea General encargaba a Guterres que determinara cómo poner en marcha un “mecanismo internacional, imparcial e independiente” para asistir en las investigaciones de lo sucedido en el país árabe desde marzo de 2011.

Según anunció hoy su portavoz, el secretario general ha decidido que ese mecanismo estará encabezado por un juez o fiscal con gran experiencia en asuntos criminales, asistido por un número dos y un secretariado.

Guterres tiene previsto anunciar antes del fin de febrero el nombramiento del director de la comisión, que se establecerá en fases.

Su mandato tendrá dos tareas fundamentales: recopilar, preservar y analizar pruebas de violaciones de la ley humanitaria internacional y de los derechos humanos; y preparar archivos para facilitar futuros procesos judiciales.

La comisión, según explicó hoy la ONU, apoyará la investigación y procesamiento de los responsables de crímenes serios, en particular posibles casos de genocidio, crímenes de guerra y contra la humanidad.

El mecanismo cooperará estrechamente con la comisión internacional de investigación sobre Siria ya en funcionamiento y tendrá tareas complementarias a esta, según Naciones Unidas.

La Asamblea General aprobó su creación el pasado 21 de diciembre con 105 votos a favor, 15 en contra y 52 abstenciones en un intento por garantizar la “rendición de cuentas” por lo ocurrido en la guerra Siria ya sea en tribunales nacionales o internacionales.

El país árabe no es miembro de la Corte Penal Internacional (CPI), por lo que este tribunal solo podría ocuparse de la situación en ese país si así lo llegara a decretar el Consejo de Seguridad de la ONU, donde Rusia, el gran aliado del régimen de Damasco, y China han vetado la medida.


Anuncio