Anuncio

America Ferrera y “Gente-fied”: humor sobre la crisis de identidad latina

Fotograma cedida en donde aparece la actriz America Ferrera en una escena de la nueva serie "Gente-fied" que aborda desde el humor los conflictos de identidad y generacionales de los hispanos en un barrio latino de Los Ángeles, California. "EFE/Gente-fied/SÓLO USO EDITORIAL

Fotograma cedida en donde aparece la actriz America Ferrera en una escena de la nueva serie “Gente-fied” que aborda desde el humor los conflictos de identidad y generacionales de los hispanos en un barrio latino de Los Ángeles, California. “EFE/Gente-fied/SÓLO USO EDITORIAL

La gentrificación en un barrio latino de Los Ángeles es la excusa narrativa de “Gente-fied”, la nueva serie de America Ferrera que, tal y como subrayó la actriz en una entrevista con Efe, aborda desde el humor los conflictos de identidad y generacionales de los hispanos en Estados Unidos.

“Leí el guión (de “Gente-fied”) y me reí, lloré y vi experiencias con las que me identifico mucho y que no había visto antes representadas en televisión y películas”, explicó Ferrera (Los Ángeles, 1984), productora ejecutiva y actriz de esta nueva serie que se estrenó esta semana en el Festival de Cine de Sundance.

Argumentó que ella misma creció como latina en Estados Unidos y que eso puede generar “un conflicto de identidad”, ya que quieres “abrazar” la cultura estadounidense, pero desde “las profundas raíces” de tu tradición familiar e hispana.

“Es un conflicto, una especie de problema con la identidad, que está muy presente en ‘Gente-fied’”, subrayó la famosa intérprete de origen hondureño de “Ugly Betty” y “Superstore”.

Ambientada en el barrio latino de Boyle Heights en Los Ángeles, la serie explora, desde la comedia y alternando español e inglés, los efectos de la gentrificación en siete personajes, que van desde los agobios de los pequeños propietarios de negocios por el ascenso imparable de los alquileres a los problemas de una artista chicana homosexual.

La gentrificación, el proceso por el cual los habitantes tradicionales de un área se ven desplazados por otra población de mayor nivel adquisitivo, es un asunto que la serie no muestra sólo desde la perspectiva económica sino a través de las consecuencias en la vida y la cultura de los latinos.

“Uno de mis episodios favoritos va sobre un grupo de mariachi que ha tocado durante mucho tiempo en Mariachi Plaza, un lugar muy famoso de Boyle Hights. Cuando los jóvenes y “chípsters” (neologismo de chicano y hípster) se mudan al barrio, nadie quiere escuchar las viejos boleros de mariachi así que empiezan a tocar “I Want It That Way” de Backstreet Boys como un mariachi”, explicó Ferrera.

La singularidad de Boyle Heights, un punto emblemático de los chicanos en Los Ángeles, es también un aspecto muy destacado del show.

“Cuando vas a Boyle Heights, su cultura es tan rica que casi te sientes que has dejado el resto de Los Ángeles y has entrado en un microcosmos, en otro mundo”, dijo.

“La primera película que hice, “Real Women Have Curves” (2002), la rodamos completamente en Boyle Heights, pero (el barrio) ha cambiado mucho”, recordó Ferrera al hablar de nuevos negocios como “estudios de arte” o “cafeterías sofisticadas” que llegaron y modificaron el ecosistema de la zona.

Actores como Alicia Sixtos, Edsson Morales, Sal Vélez Jr. o Victoria Ortiz completan el elenco de “Gente-fied”, que fue creada por Marvin Bryan Lemus y coescrita por Lemus y Linda Yvette Chávez.

En este sentido, Ferrera ensalzó la importancia de tener un equipo de producción y creativo latino que cuente historias desde la “autenticidad” y opinó que el talento hispano “raramente” tiene la oportunidad de interpretar “personajes complejos y con matices”.

“Tenemos un problema de la baja representación (de los latinos). Hay un pequeño porcentaje de personajes que son latinos y esas representaciones son las mismas dos o tres: ama de casa, jardinero, traficante de drogas”, señaló Ferrera.

“Los números lo prueban. No es una opinión, es un hecho”, añadió la actriz, quien también llamó la atención sobre la falta de diversidad en puestos detrás de las cámaras como guionistas o productores.

Considerada como una de las voces más mediáticas y conocidas de los latinos en Estados Unidos, Ferrera es también una notable activista política y en las últimas elecciones presidenciales mostró un apoyo sin fisuras a la demócrata Hillary Clinton y trabajó para estimular la participación de los latinos.

Tras la inesperada victoria del polémico magnate republicano Donald Trump, Ferrera participó la pasada semana en la Marcha de las Mujeres en Washington en contra de las ideas machistas del nuevo presidente de Estados Unidos.

“El presidente no es Estados Unidos. Nosotros somos Estados Unidos y estamos aquí para quedarnos”, proclamó Ferrera en un discurso en esa manifestación.

“Necesitamos seguir siendo visibles, continuar usando las plataformas que tenemos, hacernos oír, darnos valor unos a otros, organizar nuestras comunidades”, apuntó la actriz en la entrevista con Efe sobre qué respuesta pueden dar colectivos que se sienten vilipendiados por Trump como las mujeres, los inmigrantes o la comunidad LGBT (lesbianas, gais, bisexuales y transexuales).

La artista comentó, además, que la masiva respuesta de la comunidad civil en las Marchas de las Mujeres por todo el país demostró que “la mayoría de los estadounidenses” apuestan por “el respeto, la dignidad y la bondad”.


Anuncio