Anuncio

Mexicano Rodríguez tiene planes para seis combates en 2017 y debuta en marzo

El boxeador Misael Rodríguez (i), ganador de la medalla de bronce en Río 2016 recibe el Premio Nacional de Deporte de manos del presidente de México Enrique Peña Nieto (d) hoy, martes 24 de enero de 2017, durante un acto oficial celebrado en la residencia presidencial, en la capital mexicana. EFE

El boxeador Misael Rodríguez (i), ganador de la medalla de bronce en Río 2016 recibe el Premio Nacional de Deporte de manos del presidente de México Enrique Peña Nieto (d) hoy, martes 24 de enero de 2017, durante un acto oficial celebrado en la residencia presidencial, en la capital mexicana. EFE

El mexicano Misael Rodríguez, bronce en los Juegos Olímpicos Río 2016 y quien saltó al boxeo profesional, tiene planes para seis combates en 2017 y abrirá con su pelea de debut el 14 de marzo.

Rodríguez, de 22 años, fue uno de los cinco medallistas mexicanos que recibieron este martes el Premio Nacional del Deporte 2016 de manos del presidente Enrique Peña Nieto en la residencia de Los Pinos en Ciudad de México.

“Estoy concentrado en hacer un buen año, un buen debut y de ahí partir hacia el futuro”, dijo Rodríguez a Efe.

“Debuto el 14 de marzo en Los Ángeles espero hacer este años seis peleas, empezar fuerte y con el pie derecho, añadió.

Rodríguez, quien ganó la medalla en la división de los 75 kilos, (165 libras), adelantó que el peso del combate, para el que todavía no tiene rival será 72,5 kilos (160 libras).

Por ahora el mexicano está adaptando su boxeo “en un round de amateur estamos hablando de que tiras 200 o 300 golpes y en el profesional tiras 100 o 200 pero con más potencia, no es tanta la frecuencia sino la fuerza”.

Precisó que en el boxeo profesional “la pelea se puede acabar de un solo golpe”.

“El “Chino” firmó con la promotora Ringstar Sports, del estadounidense Richard Schaefer, quien anteriormente trabajó en la empresa Golden Boy Promotions, del multicampeón y ahora promotor Oscar de la Hoya.

Además de Schaefer, a Rodríguez lo está asesorando su compatriota Abner Mares, olímpico en Atenas 2004 y cuatro veces campeón del mundo, “no queda más que darle tiempo al tiempo y hacer mi mayor esfuerzo”.

A pesar de que tiene en su manos una medalla olímpica, Rodríguez reconoció que ese logro “no me estorba para nada (...) siempre he tenido la ilusión de ser campeón del mundo, el sueño de todo boxeador no es la medalla olímpica sino ser campeón del mundo y no es la excepción conmigo”. EFEMEX


Anuncio