Anuncio

Demócratas presionan a nominado de Trump por orden ejecutiva contra Obamacare

El nominado por Donald Trump para dirigir el Departamento de Salud, Tom Price, se enfrentó hoy al escrutinio del Comité de Finanzas del Senado, donde los demócratas le pidieron explicaciones sobre el plan del nuevo presidente para derogar la reforma sanitaria de Barack Obama. EFE/ARCHIVO

El nominado por Donald Trump para dirigir el Departamento de Salud, Tom Price, se enfrentó hoy al escrutinio del Comité de Finanzas del Senado, donde los demócratas le pidieron explicaciones sobre el plan del nuevo presidente para derogar la reforma sanitaria de Barack Obama. EFE/ARCHIVO

El nominado por Donald Trump para dirigir el Departamento de Salud, Tom Price, se enfrentó hoy al escrutinio del Comité de Finanzas del Senado, donde los demócratas le pidieron explicaciones sobre el plan del nuevo presidente para derogar la reforma sanitaria de Barack Obama.

El senador Ron Wyden, el demócrata de más alto rango de la comisión, presionó al congresista por Georgia para que explicara su interpretación de la ley ejecutiva que firmó el viernes pasado Trump con el objetivo de debilitar el sistema de salud impulsado por el expresidente Barack Obama, conocido como Obamacare.

Como una de sus primeras acciones en la Casa Blanca, el multimillonario rubricó el mismo día de su investidura una orden ejecutiva que insta a las agencias federales a “minimizar las cargas económicas y regulatorias injustificadas de la Ley de Cuidado de Salud Asequible”.

Especialmente, le otorga el poder al secretario de Salud, presumiblemente Price, para “renunciar, aplazar, conceder exenciones o retrasar la implementación” de partes de la ley sanitaria.

Así, Wyden presionó al congresista para que garantizara que dicha orden no empeoraría el acceso al sistema sanitario de ningún estadounidense.

Price respondió que está comprometido a “trabajar” con Wyden y cada miembro del Congreso para asegurarse de ofrecer “la más alta calidad de atención a la salud” y garantizar que “todo el mundo tenga acceso a una cobertura asequible”.

Sin embargo, no respondió de manera directa al senador visiblemente molesto por las evasivas de Price sobre asunto.

“Nos comprometemos a asegurarnos de que no pierdan cobertura bajo cualquier plan de reemplazo que se presente”, afirmó Price, quien, de ser confirmad,o será el brazo ejecutor de la derogación y reemplazo de dicha ley, el principal bastión del legado de Obama en política nacional.

El senador demócrata Robert Menéndez preguntó a Price sobre el acceso al Medicaid, un programa que ofrece cobertura sanitaria a las personas mayores con menos recursos.

Price reconoció la importancia de este programa, que los republicanos proponen limitar, pero opinó que el Gobierno federal debería dejar en manos de los gobernadores y los comisionados estatales la vía para facilitar la sanidad a las personas de bajos ingresos.

La batalla sobre el sistema de salud promete ser una de las más arduas en los primeros meses de Gobierno de Trump, ya que pretende acabar con el sistema impulsado por Obama, pero aún se desconocen sus planes alternativos.

Por ello, la confirmación de Price, que ya se enfrentó al escrutinio del Comité de Salud la semana pasada, no será un camino fácil, ya que los demócratas buscan proteger en la medida de lo posible el legado de la reforma sanitaria de Obama.


Anuncio