Anuncio

Coface mejora su calificación para España y Argentina, empeora la de México

El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens. EFE/Archivo

El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens. EFE/Archivo

La Compañía Francesa para el Comercio Exterior (Coface) mejoró hoy su evaluación sobre la probabilidad de quiebra de empresas en España y en Argentina, mientras que rebajó la de México a esa misma calificación.

En su revisión anual publicada hoy, Coface justificó el deterioro en un grado de sus perspectivas para México al nivel “B”, el de “bastante elevado”, para tener en cuenta la posible aplicación de medidas proteccionistas por parte de Estados Unidos tras la entrada en funciones del presidente, Donald Trump.

Recordó la “fuerte dependencia” que tiene México de sus exportaciones a EEUU, que representan el 7 % de su producto interior bruto (PIB), en una coyuntura de aumento de la inflación y de reducción de las inversiones.

Por el contrario, consideró que Argentina no se tendría que ver más que “poco afectada” por el “efecto Trump” y, sobre todo, empezará a “recoger el fruto de sus reformas”, de forma que merece una “B”, frente a la “C” que tenía hasta ahora.

España forma parte del grupo de países europeos para los que la sociedad francesa de crédito a la exportación estima que la evolución es positiva, y por eso incrementó su posición en un escalón, de “nivel conveniente” a “satisfactorio” (de “B” a “A3").

En esa línea, también ascendió la calificación de Islandia (a riesgo de quiebra “poco elevado”, “A2") o de Chipre (hasta “B”) por juzgar que en ambos países se alejan los riesgos a un control de capitales.

Coface calculó que el ritmo de crecimiento de la economía mundial experimentará un ligero ascenso en 2017, al pasar al 2,7 % tras el 2,5 % en 2016, gracias al empuje de algunos emergentes, y en particular a la recuperación en Brasil y Rusia, que compensarán la ralentización en China.

Sobre el comercio mundial, indicó que debería progresar un 2,4 % este ejercicio (tras una media del 2,2 % entre 2008 y 2015), aunque también podría verse frenado por la reaparición de medidas proteccionistas con la llegada de Trump.

De acuerdo con su análisis, el riesgo político estará de nuevo en el centro de las preocupaciones este año, con un nivel “más elevado que nunca” en el mundo emergente. Entre los grandes países de ese bloque, las mayores amenazas están en Rusia, Turquía o Arabia Saudí.

En el mundo desarrollado, Coface sitúa esa incertidumbre política Coface sobre todo en Europa, en especial por diversas elecciones pendientes y por las dudas sobre las “modalidades exactas” del “brexit”.


Anuncio