Anuncio

124-122. Terrence Jones deja a los Cavaliers con la segunda derrota consecutiva

Terrence Jones de Pelicans encesta durante un juego de la NBA. EFE/Archivo

Terrence Jones de Pelicans encesta durante un juego de la NBA. EFE/Archivo

El ala-pívot Terrrence Jones no se intimidó para nada con la presencia del alero LeBron James y los campeones Cavaliers de Cleveland y surgió como la gran figura que guió a los Pelicans de Nueva Orleans al triunfo de 124-122.

Nadie dentro de los Cavaliers, incluido James, al concluir el partido tienen una explicación de lo que había sucedido en el pista de juego, pero Jones, sin la presencia del pívot estrella y titular del equipo, Anthony Davis, surgió de héroe que aportó doble-doble de 36 puntos, 11 rebotes y tres tapones.

Jones, que estableció su mejor marca encestadora en lo que va de temporada, también puso un tapón a un intento de mate de James en el cuarto periodo que simbolizó el dominio que impuso durante todo el partido dentro de la pintura.

Junto a Jones, el base Jrue Holiday también brilló en la dirección de juego al aportar un doble-doble de 33 puntos y 10 asistencias.

Mientras que el escolta Langston Galloway también surgió como factor ganador de los Pelicans al lograr 12 puntos con un robo del balón a James en el último minuto, impidiéndoles a los Cavaliers completar la remontada.

Los actuales campeones de liga perdían por 22 puntos en el primer tiempo y bajaron la desventaja a sólo tres con 1:32 minuto por jugarse.

El base Kyrie Irving surgió como la gran figura de los Cavaliers al conseguir 49 puntos, incluidos 35 en la segunda mitad, y anotó 8 de 14 triples y 11 de 11 desde la línea de personal.

James también brilló con un triple doble de 26 puntos, 12 asistencias y 10 rebotes, pero al igual que el resto de sus compañeros no hizo buena defensa ni tampoco anotó los tantos decisivos, además de tener de nuevo seis perdidas de balón.

El ala-pívot Kevin Love logró doble-doble de 22 puntos, 16 rebotes y seis asistencias, que tampoco fueron suficientes a la hora de evitar la derrota ni superar los 16 triples que anotaron los Pelicans.

Las derrotas recientes ante los equipos favoritos como los Warriors de Golden State y los Spurs de San Antonio habían sido asimiladas con cierta normalidad por los Cavaliers al ser rivales aspirantes al titulo.

Pero la sufrida ante los Pelicans, uno de los equipos con la peor marca de la Conferencia Oeste ya es algo que ha encendido las alarmas entre los jugadores de los Cavaliers (30-13), que han reconocido que no lo estaban haciendo bien en cuanto al nivel de energía y esfuerzo dentro del campo.


Anuncio