Anuncio

Exgobernador se desvincula de cadena de mando en compra de medicinas falsas

El exgobernador de Veracruz y excónsul en Barcelona, Fidel Herrera (i), se desvinculó hoy de la cadena de decisiones en la compra de medicamentos apócrifos contra el cáncer durante su mandato en ese estado del oriente de México, y afirmó que regresará al país para "que se esclarezcan los hechos". EFE/ARCHIVO

El exgobernador de Veracruz y excónsul en Barcelona, Fidel Herrera (i), se desvinculó hoy de la cadena de decisiones en la compra de medicamentos apócrifos contra el cáncer durante su mandato en ese estado del oriente de México, y afirmó que regresará al país para “que se esclarezcan los hechos”. EFE/ARCHIVO

El exgobernador de Veracruz y excónsul en Barcelona, Fidel Herrera, se desvinculó hoy de la cadena de decisiones en la compra de medicamentos apócrifos contra el cáncer durante su mandato en ese estado del oriente de México, y afirmó que regresará al país para “que se esclarezcan los hechos”.

Herrera “presentó su renuncia con carácter de irrevocable este fin de semana” como cónsul en la ciudad española, posición que había asumido en 2015, informó ayer la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) en un comunicado.

El pasado 17 de enero, el actual gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, denunció que sus antecesores Fidel Herrera y Javier Duarte, este último prófugo de la Justicia, compraron y suministraron medicamentos falsos en tratamientos de quimioterapia para enfermos de cáncer.

En una entrevista radiofónica, Yunes reveló que las compras de los medicamentos falsos comenzaron en el gobierno de Herrera (2004-2010) y se descubrieron con Duarte (2010-2016), quien mantuvo la práctica.

Frente a estas acusaciones, Herrera afirmó que regresará a México para limpiar su nombre. “No es ahora mi objetivo alguna aspiración política; quiero primero que nada que se esclarezcan los hechos y demostrar (su inocencia), como siempre lo he hecho”, dijo en declaraciones con la emisora Radio Fórmula.

El político del Partido Revolucionario Institucional (PRI) aseguró que el 15 de octubre de 2010, a finales de su mandato, una farmacéutica denunció a sus superiores irregularidades en un frasco de Avastin, medicamento aplicado a adultos enfermos de cáncer de mama.

Apuntó que la medicina oncológica “fue comprada de manera apócrifa” y señaló que “todos los medicamentos se adquieren con los recursos federales”, en cuyo procedimiento “participan muchas instancias para autorizar licitaciones”.

“Lo que sí sé es que del listado de los trescientos y tantos proveedores de los sistemas de salud, en ningún caso el que era el titular del Ejecutivo, que era yo, participa en la cadena de decisiones”, abundó.

El exgobernador afirmó que desconoce si durante su gestión se compraron más medicamentos falsos, si bien descartó que se tratara de una práctica regular.

Dijo que está buscando los documentos sobre las adquisiciones del sector salud para demostrar su inocencia. “En eso estoy aplicado porque hasta ahora lo que hemos sabido son las denuncias que, en caso de mi gobierno, no están fundadas y son por lo tanto calumniosas, de que esto podría ser una práctica regular”.

“Es un tema infamante, monstruoso, horrible. Debe caerle el peso de la ley a quien pudiera haber cometido un acto tan inhumano, pero también a quien pudiera haber denunciado algo que no habrá existido”, subrayó.


Anuncio