Anuncio

Oeste de México vive un violento fin de semana con 29 muertos y 3 secuestros

El oeste de México vivió un agitado fin de semana, con varios hechos violentos en los estados de Sinaloa y Colima que dejaron un total de 29 víctimas mortales y tres desaparecidos. En la región noroccidental de Sinaloa, 17 personas fueron asesinadas en diversos enfrentamientos, confirmaron a Efe fuentes de la Procuraduría General de Justicia del Estado. EFE/GRUPO NOROESTE DE SINALOA/ARCHIVO/ SOLO USO EDITORIAL

El oeste de México vivió un agitado fin de semana, con varios hechos violentos en los estados de Sinaloa y Colima que dejaron un total de 29 víctimas mortales y tres desaparecidos. En la región noroccidental de Sinaloa, 17 personas fueron asesinadas en diversos enfrentamientos, confirmaron a Efe fuentes de la Procuraduría General de Justicia del Estado. EFE/GRUPO NOROESTE DE SINALOA/ARCHIVO/ SOLO USO EDITORIAL

El oeste de México vivió un agitado fin de semana, con varios hechos violentos en los estados de Sinaloa y Colima que dejaron un total de 29 víctimas mortales y tres desaparecidos.

En la región noroccidental de Sinaloa, 17 personas fueron asesinadas en diversos enfrentamientos, confirmaron a Efe fuentes de la Procuraduría General de Justicia del Estado.

Los conflictos se desarrollaron en los municipios de Culiacán, Mazatlán, Concordia, Los Mochis y El Fuerte.

El puerto de Mazatlán fue el lugar en el que más impactó la violencia, con un saldo de siete ejecutados durante el fin de semana.

También se registraron tres secuestros. El primero fue en contra de un alto mando de la Policía Municipal de Culiacán, Israel Ruiz Félix. Hasta el momento se desconoce el paradero del comandante, quien fue “levantado” cuando se encontraba en casa de sus padres.

El segundo evento ocurrió en Los Mochis, donde Jesús Omar Ramos García, de 36 años, fue reportado como desaparecido.

Por último, se informó del secuestro de otro agente de la Policía Municipal de Culiacán en la madrugada del lunes.

El desaparecido, identificado por las autoridades como José Antonio, regresó a su casa después del turno de noche y allí fue recibido por un grupo armado.

Los dos policías municipales desaparecidos proporcionaron asistencia a los militares que sufrieron una emboscada el pasado septiembre en Sinaloa. En el ataque, presuntamente llevado a cabo por miembros de un grupo delictivo, murieron cinco soldados.

En total, desde que comenzó el año se contabilizan 75 personas ejecutadas en el estado.

Por otra parte, en el estado Colima (centro-oeste) doce personas fueron localizadas sin vida en dos eventos diferentes.

Siete cadáveres fueron hallados dentro de un taxi que permanecía estacionado cerca de una antigua caseta de cobro del libramiento a Cihuatlán, en el municipio de Manzanillo.

La Procuraduría General de Justicia informó en un comunicado que el hallazgo se produjo la madrugada del sábado, en la inspección que hicieron los cuerpos policiales del vehículo.

Al lugar acudieron agentes de investigación y peritos para obtener evidencias y trasladar los cuerpos al Servicio Médico Forense (Semefo) para que se les realice la necropsia de ley.

La tarde del domingo las autoridades localizaron otros cinco cuerpos en la carreta Manzanillo-Minatitlán, cerca de una curva denominada popularmente Del Músico.

Tras este descubrimiento, la fiscalía estatal inició la carpeta de investigación correspondiente para buscar a los responsables, mientras que la Dirección de Servicios Periciales comenzó con las pruebas científicas que permitirán la identificación de los cuerpos.


Anuncio