Anuncio

La ONU anuncia medidas para proteger a personal que denuncie irregularidades

El secretario general de la ONU, António Guterres, anunció hoy nuevas medidas para proteger a empleados que informen de irregularidades en el seno de la organización y que cooperen en investigaciones. EFE/ARCHIVO

El secretario general de la ONU, António Guterres, anunció hoy nuevas medidas para proteger a empleados que informen de irregularidades en el seno de la organización y que cooperen en investigaciones. EFE/ARCHIVO

El secretario general de la ONU, António Guterres, anunció hoy nuevas medidas para proteger a empleados que informen de irregularidades en el seno de la organización y que cooperen en investigaciones.

“Como parte de su agenda de reformas, el secretario general ha convertido en una prioridad tener una política de protección de los informantes que cumpla con los estándares más altos posibles”, explicó su portavoz, Stéphane Dujarric, en una conferencia de prensa.

Las nuevas medidas aprobadas por Guterres permitirán que la Oficina de Ética y la Oficina de Supervisión Interna de Naciones Unidas puedan tomar de forma preventiva medidas para proteger a un empleado en riesgo de represalias, sin necesidad de que éste las señale.

La nueva política garantiza además protección a los informantes que denuncien irregularidades cometidas no sólo por personal de la ONU, sino también por contratistas, fuerzas de paz de otras organizaciones y otros.

La decisión de Guterres llega después del sonado escándalo que Naciones Unidas vivió en 2015 cuando un funcionario, Anders Kompass, trasladó a las autoridades francesas un informe sobre supuestos casos de abusos sexuales a menores por parte de tropas del país desplegadas en la República Centroafricana.

Kompass fue suspendido de sus funciones después de que sus superiores consideraran que con ello había realizado una filtración impropia de los procedimientos de la ONU.

Una investigación independiente del caso encargada por la propia organización concluyó, sin embargo, que el funcionario había actuado correctamente.

Además de las nuevas medidas dadas a conocer hoy, Dujarric adelantó que Guterres ha encargado a un grupo de trabajo interno que estudie la posibilidad de extender la protección que se dará a los funcionarios de la ONU a consultores y trabajadores externos.

El grupo debe presentar recomendaciones al respecto antes del 30 de junio y, mientras tanto, la Oficina Ética deberá seguir dando asistencia a esos individuos en caso de que pidan ayuda ante posibles represalias.

Guterres, además, quiere que la Oficina Ética reporte directamente a la Asamblea General de Naciones Unidas, en vez de al secretario general, con el fin de reforzar su independencia.

El nuevo jefe de la ONU ha pedido a la Oficina Ética que estudie esa opción, que para hacerse efectiva requeriría la aprobación de la Asamblea, explicó el portavoz.


Anuncio