Anuncio

Juan Pablo Sánchez cuajó dos estupendas faenas pero falló con la espada

El torero español Miguel Ángel Perera. EFE/Archivo

Dos estupendas faenas cuajó el mexicano Juan Pablo Sáncheze en la corrida con la que hoy se reanudó la temporada 2016-2017 en la Monumental Plaza México, pero no estuvo fino con la espada y por ello perdió como mínimo tres orejas.

Sus compañeros de cartel, el español Miguel Angel Perera y el también mexicano Diego Silveti, estuvieron dignos y muy por arriba del juego que les permitían sus enemigos.

Con una entrada calculada en 8.000 personas, se lidiaron seis toros del hierro de Montecristo, sin tacha en su presentación, para ofrecer una corrida de buena calidad pero carente de fuerza.

Perera, con el astado que abrió plaza estuvo bien con el capote y le hizo una faena sin romper pero llena de oficio y deseos. Dos pinchazos y golpe de descabello, silencio tras aviso. Con el cuarto siguió el mismo tenor con destellos, silencio.

Sánchez se manifestó con su gran cualidad, que es el temple, y derrochó entendimiento del toro. Las faenas al segundo y el quinto ejemplares fueron un deleite por su torería, deletreando el toreo, dándoles todas las ventajas y su aire, pero al final se le escapó de las manos un triunfo significativo.

Al segundo lo mató de pinchazo y estocada para recibir ovación en el tercio. Mejor con el quinto, en otra labor estructurada. Pinchazo, media y un sinfín de descabellos. Palmas y pitos tras aviso.

Silveti tampoco pudo redondear la tarde y tocar pelo. Con el tercero exhibió destellos ante un enemigo carente de emoción al que mató pronto de pinchazo y estocada, silencio. Con el sexto, que tuvo un poco mas de motor, trasteo con momentos buenos, pero se apagó la res y la despachó de dos viajes y descabello, tras un aviso.


Anuncio