Anuncio

El Gobierno de Trump no enviará delegación a la reunión sobre Siria en Astaná

El Gobierno del nuevo presidente Donald Trump no enviará una delegación formal a las conversaciones sobre Siria del próximo lunes en Astaná, capital de Kazajistán, debido a las "demandas inmediatas" de la transición de poder, indicó hoy el Departamento de Estado. Los habitantes de la zona de al-Kallasseh en los barrios orientales de Alepo, Siria, llevan sus pertenencias a su residencia temporal en refugios provisionales. La zona, que fue capturada por las fuerzas rebeldes en 2012, obtuvo recientemente de un acuerdo con el gobierno sirio que les dio una salida segura a la parte sur de Alepo en la provincia de Idlib. EFE/EPA/STR

El Gobierno del nuevo presidente Donald Trump no enviará una delegación formal a las conversaciones sobre Siria del próximo lunes en Astaná, capital de Kazajistán, debido a las “demandas inmediatas” de la transición de poder, indicó hoy el Departamento de Estado. Los habitantes de la zona de al-Kallasseh en los barrios orientales de Alepo, Siria, llevan sus pertenencias a su residencia temporal en refugios provisionales. La zona, que fue capturada por las fuerzas rebeldes en 2012, obtuvo recientemente de un acuerdo con el gobierno sirio que les dio una salida segura a la parte sur de Alepo en la provincia de Idlib. EFE/EPA/STR

El Gobierno del nuevo presidente Donald Trump no enviará una delegación formal a las conversaciones sobre Siria del próximo lunes en Astaná, capital de Kazajistán, debido a las “demandas inmediatas” de la transición de poder, indicó hoy el Departamento de Estado.

“Damos la bienvenida y apreciamos la invitación de Kazajistán para participar como un observador”, explicó en un comunicado el portavoz interino del Departamento de Estado, Mark Toner.

Pero “dada nuestra investidura presidencial y las demandas inmediatas de la transición, una delegación de Washington no asistirá a la conferencia de Astaná. Estados Unidos estará representado por nuestro embajador en Kazajistán”, argumentó Toner.

El portavoz recordó que Estados Unidos, presidido desde este viernes por Trump, “está comprometido con una solución política a la crisis en Siria a través de un proceso dirigido por los sirios que pueda dar lugar a una Siria más representativa, pacífica y unida”.

Según Toner, el Gobierno estadounidense recibió esta semana una invitación del Ejecutivo de Kazajistán para asistir a las conservaciones de Astaná.

Rusia también invitó a EE.UU. a asistir como país observador a la reunión entre el régimen de Bachar al Asad y la oposición siria en Astaná, pese a la oposición de Irán.

Esa reunión del lunes entre el Gobierno sirio y distintas entidades rebeldes contará también con la participación de la ONU, aunque ha sido impulsada por Rusia y Turquía, principalmente.

Tanto el Gobierno sirio como algunas de las principales facciones insurgentes han anunciado que acudirán a la reunión en Kazajistán.

La celebración del encuentro está incluida en el acuerdo de tregua en Siria, que fue logrado gracias a un pacto entre Rusia, aliada del Ejecutivo de Damasco, y Turquía, valedora de la oposición.


Anuncio