Anuncio

Portavoces PIP de Puerto Rico denuncian dos congresistas EEUU presionan por carbón

Los portavoces legislativos del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), el senador Juan Dalmau Ramírez (i) y el representante Denis Márquez Lebrón, calificaron de "indignante" y "escandalosa" la carta enviada por dos congresistas de EEUU al gobernador, Ricardo Rosselló, "cabildeando -según ellos- para que continúe el depósito de cenizas tóxicas de carbón en los vertederos de Puerto Rico". EFE/ARCHIVO

Los portavoces legislativos del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), el senador Juan Dalmau Ramírez (i) y el representante Denis Márquez Lebrón, calificaron de “indignante” y “escandalosa” la carta enviada por dos congresistas de EEUU al gobernador, Ricardo Rosselló, “cabildeando -según ellos- para que continúe el depósito de cenizas tóxicas de carbón en los vertederos de Puerto Rico”. EFE/ARCHIVO

Los portavoces legislativos del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), el senador Juan Dalmau Ramírez y el representante Denis Márquez Lebrón, calificaron de “indignante” y “escandalosa” la carta enviada por dos congresistas de EEUU al gobernador, Ricardo Rosselló, “cabildeando -según ellos- para que continúe el depósito de cenizas tóxicas de carbón en los vertederos de Puerto Rico”.

“Los congresistas de West Virginia, David B. McKinley, y Alex X. Mooney, le enviaron una ‘carta de encargo’ al gobernador Rosselló, tratando de intimidarle, para que este permita continuar el depósito de cenizas tóxicas de carbón en los vertederos de Puerto Rico”, indicaron hoy en una conferencia de prensa en la que mostraron una copia de la misiva.

Dalmau mostró su esperanza en el gobierno “no se acobarde y se deje presionar” por dos congresistas, que “obviamente responden a los intereses de la carbonera Applied Energy Services (AES)”, y “destilan prepotencia al intentar utilizar sus posiciones en perjuicio de los puertorriqueños al pensar que pueden usar nuestro país como si fuera un cenicero industrial”, opinó Dalmau.

El portavoz senatorial del PIP explicó que el gobierno de Puerto Rico “puede ser más estricto” que las leyes federales al manejar las cenizas de carbón.

“Hasta en este asunto ambiental está involucrado nuestro problema de subordinación colonial. Dos congresistas norteamericanos, por quienes nadie en Puerto Rico votó, vienen con actitud despótica, lo que ha sido repetida ocurrencia en nuestra historia, a defender los intereses de una millonaria compañía norteamericana”, dijo.

Además Dalmau opinó que ante la actitud “temeraria y atropellante de estos dos congresistas, nuestra obligación es defender a nuestra gente. Si a ellos les preocupa tanto las cenizas de la AES, que se las lleven a sus vertederos en West Virginia. Esta bueno ya de coger a Puerto Rico de conejillo de indias, de laboratorio, de basurero”.

El representante Márquez Lebrón, por su parte, exhortó a la Asamblea Legislativa a aprobar urgentemente la prohibición del depósito de cenizas de carbón.

“Hasta ahora las Ordenanzas Municipales sometidas por el PIP y aprobadas por los Municipios han sido la base legal para detener el depósito de los residuos de la combustión de carbón (RCC). Pero es urgente que aprobemos un proyecto a nivel legislativo”, indicó el Portavoz cameral del PIP.

Por último, Dalmau señaló que hay que “evitar que la carbonera AES siga buscando subterfugios estatales o federales para saciar su apetito desmedido de lucro mediante la violación de nuestras leyes y a costa de la protección del ambiente y la salud de nuestras comunidades. Es hora de detener las cenizas tóxicas de carbón para siempre”.


Anuncio