Anuncio

Tradicionales fiestas en San Juan ayudan a olvidar crisis económica en Puerto Rico

El grupo llamado: "Se acabaron las promesas", se une a miles de personas que celebran las Fiestas de la Calle San Sebastián, con la tradicional comparsa a ritmo de plena, en San Juan (Puerto Rico). EFE

El grupo llamado: “Se acabaron las promesas”, se une a miles de personas que celebran las Fiestas de la Calle San Sebastián, con la tradicional comparsa a ritmo de plena, en San Juan (Puerto Rico). EFE

Haciéndole frente a la profunda crisis económica que ahoga a la isla y ante los drásticos cambios que se esperan en el sector obrero, miles de personas disfrutan las tradicionales Fiestas de la Calle San Sebastián, en el Viejo San Juan.

La alcaldesa de la capital puertorriqueña y organizadora de la cita, Carmen Yulín Cruz Soto, dijo en declaraciones a Efe que la decisión de la gente de acudir al evento de este año de cinco días - que normalmente es de cuatro- es para distanciarse mentalmente de los problemas que abruman a la isla.

“Es una forma de la gente de quizás tratar de olvidar. Todos los días lo que uno oye es crisis, crisis, crisis, pero la crisis la tiene el Gobierno”, sostuvo Cruz Soto, administradora de San Juan por segundo cuatrienio seguido.

La celebración de las Fiestas de la Calle San Sebastián se llevan a cabo a la expectativa de lo que el nuevo Gobierno, dirigido por Ricardo Rosselló, elabore la Ley de Transformación y Flexibilidad Laboral, la cual alegan que incentivará la creación de empleos en la isla caribeña.

Este proyecto de ley propone reducir beneficios con décadas en la normativa laboral de la isla, como alargar el periodo de prueba de un trabajador para convertirse en fijo en plantilla, que pasaría, de aprobarse, de los actuales 3 meses a 12 meses.

El proyecto establece además reducir la paga extraordinaria de Navidad, que pasaría del actual 3 por ciento al 2 por ciento del salario anual devengado.

Pero, uno de los puntos que más polémica ha generado es el relacionado con el pago de horas, ya que el proyecto permitiría que se trabajen 10 horas seguidas sin que las dos que exceden las habituales 8 horas fueran abonadas como extraordinarias.

Esta propuesta es una de varias que Rosselló propone para auxiliar la crisis económica que hay en Puerto Rico debido a su deuda pública de más de 68.000 millones de dólares y que por ello, el Congreso de EE.UU. creó la Junta de Supervisión Fiscal, como una manera para solucionar el problema de su millonaria deuda.

Dicha junta recomienda además reformas laborales, energéticas, tributarias, de los sistemas de educación y salud y regulatorias, así como alianzas público-privadas y reestructurar el Gobierno, para salir de la crisis que vive la isla.

“Y ahora hemos perdido el derecho de mucho sacrificio y lucha por la reforma laboral. El miércoles la Junta sacó las garras y le dijo a nuestros pensionados que serán más pobres. Dicen preservar servicios esenciales, pero quieren veinte por ciento menos en salud, seguridad y escuelas”, señaló Cruz Soto.

No obstante, la alcaldesa sanjuanera enfatizó que a pesar de todos los problemas económicos que hay y que los propios economistas esperan que empeoren, “la gente necesita saber que hay esperanza y que podemos hacer las cosas bien”.

Y para animar a los puertorriqueños, Yulín Cruz mencionó que la seguridad y la limpieza en las fiestas serán de primera categoría y que esta semana la isla festeja la conmutación de Barack Obama al independentista Oscar López Rivera y la selección del expelotero Iván Rodríguez fue elegido al Salón de la Fama del Béisbol.

“Hay mucho por celebrar y la esperanza no se puede perder”, enfatizó la administradora municipal, quien detalló además que como parte del plan económico en la capital para las fiestas, el Ayuntamiento disminuyó considerablemente la inversión para organizar el evento.

Cruz Soto indicó que la inversión para los espectáculos musicales el año pasado llegó a los 700.000 dólares, pero este año fue de 400.000, y que para que eso ocurriera, decidieron adelantar las horas de terminar las presentaciones de las dos de la madrugada a la medianoche.

“Hay que ser prudente con la inversión. Y esto ya se ha convertido en un evento internacional por los artistas que traemos y los turistas que vienen”, reconoció la alcaldesa sobre los miles de pasajeros que llegarán al Viejo San Juan provenientes de diez barcos cruceros que atracarán este fin de semana en el área.

Y entre los artistas no puertorriqueños que participarán este año en las Fiestas de la Calle San Sebastián son el cubano Tony Ávila y los dominicanos Milly Quezada, el Conjunto Quisqueya y José Alberto “El Canario”, como una manera para “entrelazar lazos con la gente caribeña”, indicó la alcaldesa.

Por su parte, Ricardo Fuentes Ramírez, catedrático auxiliar del Departamento de Economía de la Universidad de Puerto Rico -campus de Mayagüez-, opinó a Efe que “estas fiestas serán más de despeje de lo que es realmente es celebrar”.

“Cada vez son más las familias que están pasando por situaciones bien difíciles, por lo que deciden ir allá para olvidar”, dijo el economista, quien enfatizó que los problemas económicos en la isla “empeorarán” debido a los posibles cambios laborales que propone el nuevo Gobierno.

“Lamento que esa sea mi predicción y que la crisis económica empeore en la isla. Muchos jóvenes emigrarán y el desempleo aumentará. Es lo opuesto a lo que el Gobierno alega”, subrayó.


Anuncio