Anuncio

Sucesor de Arpaio promete que nunca aplicará el perfil racial contra hispanos

El alguacil del Condado Maricopa, Paul Penzone, anuncia la creación de un comité independiente integrado por un grupo diverso de ciudadanos quienes evaluaron el futuro de la controvertida cárcel al aire libre La Ciudad de las Carpas, en Phoenix, Arizona (Estados Unidos). EFE/Archivo

El alguacil del Condado Maricopa, Paul Penzone, anuncia la creación de un comité independiente integrado por un grupo diverso de ciudadanos quienes evaluaron el futuro de la controvertida cárcel al aire libre La Ciudad de las Carpas, en Phoenix, Arizona (Estados Unidos). EFE/Archivo

El sucesor de Joe Arpaio como alguacil del condado de Maricopa (Arizona), Paul Penzone, explica en entrevista con Efe que entre sus prioridades está restablecer la relación de confianza con la comunidad latina, a la que promete que nunca aplicará el perfil racial contra los hispanos.

“A diferencia de la administración pasada, no toleraremos que las personas sean detenidas solamente por el color de su piel, no llevaremos a cabo redadas, no llevaremos a cabo investigaciones que tengan el solo objetivo de obtener un poder político”, asegura.

Y para lograr su objetivo de acercarse a los hispanos establecerá un comité latino que le presentará las preocupaciones e inquietudes de una comunidad que por mucho tiempo a temido a la Oficina del Alguacil del Condado de Maricopa (MCSO), que ahora él dirige.

“Quiero escuchar sus preocupaciones, estaremos desarrollando este comité integrado por miembros de la comunidad latina, estaré participando activamente en foros comunitarios”, dice Penzone en sus oficinas en el centro de la ciudad de Phoenix.

“En cualquier relación que ha sido lastimada o fragmentada, toma tiempo repararla y las acciones hablan más claro las palabras, por lo que le pido a la comunidad latina trabajar conmigo y que me tengan paciencia”, enfatiza.

Reconoce el alguacil que no será una tarea fácil debido a las políticas que durante años llevó a cabo su predecesor, el temido Arpaio, como sus operativos en las calles y redadas en sitios de trabajo para arrestar a indocumentados.

Penzone, quien derrotó a Arpaio en las pasadas elecciones cuando éste buscaba su séptimo triunfo electoral, tiene ahora la dura tarea de dirigir un departamento objeto de numerosas críticas y que se encuentra en la mira de grupos y organizaciones que defienden los derechos de la comunidad latina.

MCSO debe cumplir además con una serie de medidas y regulaciones ordenadas por el juez federal Murray Snow, quien en 2013 declaró a que este departamento era culpable de prácticas de perfil racial.

Esto como resultado de la demanda civil “Melendres Vs. Arpaio” entablada por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) a favor de conductores latinos que fueron detenidos por MCSO durante sus operativos en las calles.

Penzone tendrá que trabajar con el monitor independiente asignado al caso.

“Este es un gran reto que tenemos, este caso identificó fuertes fallas dentro de este departamento policiaco que debemos corregir, ahora es mi responsabilidad como alguacil trabajar para remediarlas y mejorar nuestros servicios”, dice.

Penzone califica de “carga muy pesada” este caso legal para MCSO, ya que además de que sus oficiales trabajan en sus funciones diarias, también tienen que cumplir con horas adicionales de entrenamiento, llenar reportes y cumplir con una serie de requisitos establecidos por la corte.

“Esto ha complicado mucho su trabajo, lo que a veces dificulta que hagan su trabajo día a día, por lo que debemos encontrar un punto medio”, dice.

Con respecto a la posible cooperación con la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés), Penzone indica que ambas agencias del orden tienen un papel que cumplir.

“ICE para mí tiene un papel único, debemos respetar el papel que tienen, tenemos que respetar las leyes de este país y aplicarlas”, dice el alguacil demócrata.

Penzone, que antes de ser electo trabajó en el Departamento de Policía de Phoenix, presentó este jueves su plan para los primeros 100 días de trabajo, que incluye el centrarse en la búsqueda de fugitivos y proteger a los niños de depredadores.

También, nombró un comité independiente que se encargará de analizar los beneficios y problemáticas que rodean a la polémica cárcel de la Ciudad de las Carpas, uno de los “símbolos” de las más de dos décadas que Arpaio fungió como alguacil.

Penzone tomará en cuenta las recomendaciones de este comité para tomar su decisión sobre el destino final de esta cárcel, donde los reos deben vivir bajo carpas soportando las altas temperaturas del desierto de Arizona.


Anuncio