Anuncio

Municipio mexicano frena compras a automotrices que sacan inversión por Trump

El municipio mexicano de Tlajomulco se sumó hoy a los gobiernos y empresas que han decidido frenar la compra de autos a empresas que saquen inversiones del país por presiones de Donald Trump, quien mañana asume la Presidencia de Estados Unidos. EFE/ARCHIVO

El municipio mexicano de Tlajomulco se sumó hoy a los gobiernos y empresas que han decidido frenar la compra de autos a empresas que saquen inversiones del país por presiones de Donald Trump, quien mañana asume la Presidencia de Estados Unidos. EFE/ARCHIVO

El municipio mexicano de Tlajomulco se sumó hoy a los gobiernos y empresas que han decidido frenar la compra de autos a empresas que saquen inversiones del país por presiones de Donald Trump, quien mañana asume la Presidencia de Estados Unidos.

“Es un acto de dignidad”, declaró a Efe el alcalde Alberto Uribe sobre la decisión de Tlajomulco de buscar proveedores diferentes de las marcas automotrices Ford y General Motors para su próxima adquisición de vehículos.

Uribe subrayó que Trump “lleva tiempo amedrentando y amenazando al país” y ante ello su municipio decidió mostrar “un poco de dignidad” al tomar esta medida.

Ford canceló una inversión de 1.600 millones de dólares luego de que Trump la amenazara con un arancel de 35 %, y General Motors decidió trasladar a Estados Unidos parte de la producción que tenía en México ante el mismo tipo de presiones.

El alcalde explicó que la última compra del municipio fue de 101 unidades, 99 Ford y dos General Motors, aunque ahora buscarán otras marcas para comprar patrullas, ambulancias y vehículos de protección civil.

“No pretendemos un boicot”, aseguró el alcalde de Tlajomulco, un municipio de 600.000 habitantes integrado a la zona metropolitana de Guadalajara, capital del estado occidental de Jalisco, y que tiene en su territorio al aeropuerto internacional Miguel Hidalgo.

Además de los vehículos, Tlajomulco ha decidido buscar proveedores de países diferentes a Estados Unidos para sus procesos de compra de paneles solares y cámaras de vídeo para vigilancia, explicó el alcalde.

La medida de este municipio se sumó a las tomadas por el Gobierno del estado suroriental de Campeche, la empresa turística Experiencia Xcaret y una constructora mexicana de frenar sus compras a Ford luego de que la automotriz anunció el retiro de su inversión.

El gobernador de Campeche, Alejandro Moreno, informó este 17 de enero que su administración dejará de comprar autos Ford y además pidió a otras entidades replicar sus medidas. El Gobierno de Campeche había adquirido recientemente 44 vehículos de esa marca para convertirlos en autos patrulla.

La empresa Experiencia Xcaret, en la Riviera Maya del Caribe mexicano, anunció el 13 de enero que dejará de comprar autos de esa marca.

Por su parte un grupo de diputados mexicanos lanzó un llamado a otros gobiernos estatales y municipales, y a entidades que reciben dinero público, para que dejen de comprar a las empresas que cedan a las presiones de Trump y retiren inversiones del país.

“A los chantajes y a la agresión que han caracterizado a Trump, debemos responder con contundencia y con congruencia”, aseguró el coordinador de los diputados del Movimiento Ciudadano, Clemente Castañeda, en un comunicado.

Los diputados pidieron un acuerdo para acabar las compras de automóviles Ford en favor de otras marcas, como ocurrió recientemente cuando la Cámara Baja adquirió vehículos híbridos de Toyota.


Anuncio