Anuncio

Iowa City limitará su cooperación con Inmigración sobre indocumentados

La ciudad de Iowa City (Iowa) resolvió limitar su cooperación con inmigración, una medida reclamada por sus habitantes en momentos de "mucha ansiedad" sobre el futuro de los indocumentados, declaró hoy a Efe el alcalde de la ciudad, Jim Throgmorton. EFE/Archivo

La ciudad de Iowa City (Iowa) resolvió limitar su cooperación con inmigración, una medida reclamada por sus habitantes en momentos de “mucha ansiedad” sobre el futuro de los indocumentados, declaró hoy a Efe el alcalde de la ciudad, Jim Throgmorton. EFE/Archivo

La ciudad de Iowa City (Iowa) resolvió limitar su cooperación con inmigración, una medida reclamada por sus habitantes en momentos de “mucha ansiedad” sobre el futuro de los indocumentados, declaró hoy a Efe el alcalde de la ciudad, Jim Throgmorton.

“La ansiedad se palpa a nivel nacional, pero en Iowa City es muy evidente”, dijo el alcalde, ante los anuncios de deportación masiva realizados por el presidente electo, Donald Trump, durante la campaña electoral.

Según informó, el Concejo aprobó por unanimidad este martes por la noche una resolución que establece que la ciudad no realizará ninguna actividad policial, o comprometerá recursos locales, para colaborar con el cumplimiento de las leyes migratorias.

“El poder de regular la inmigración es exclusivo del gobierno federal, y no existe ninguna ley que obligue al Departamento de Policía de Iowa City a participar en actividades relacionadas con inmigración”, dice la resolución.

El alcalde dijo que la resolución fue “bien pensada” para reafirmar las funciones de seguridad pública, e incluir excepciones para los casos de amenazas determinadas por el jefe de policía, “donde se colaborará con la Oficina de Inmigración y Aduanas, de ser necesario”.

Throgmorton señaló que hubo un amplio apoyo comunitario a la medida, pero también se recibieron múltiples correos electrónicos y llamados telefónicos de fuera de la ciudad oponiéndose a la resolución.

Iowa City tiene unos 73.000 habitantes, de los cuales el 6 % es de origen hispano, aunque se ignora cuántos de ellos son indocumentados, declaró por su parte Rafael Morataya, director ejecutivo del Centro de Justicia Laboral del este de Iowa.

Según manifestó a Efe, “nadie pregunta el estatus migratorio” de las personas en la ciudad, por tratarse de “un condado progresista” que prácticamente no registra problemas de redadas o detenciones que hayan terminado en deportaciones.

La última redada importante de ICE en Iowa fue hace seis años en Postville, en el noroeste, donde fueron detenidos 389 indocumentados que trabajaban en una planta procesadora de carne.

A Morataya también le preocupa el nuevo gobierno que asume el viernes, aunque confía en que la resolución traerá confianza “y una buena comunicación” de la comunidad inmigrante con la policía local.


Anuncio