Anuncio

Manifestantes interrumpen en el Senado al elegido de Trump para medioambiente

Varios manifestantes, algunos vestidos con las plumas de los indios americanos, interrumpieron hoy la declaración que prestó ante un comité del Senado Scott Pruitt, un escéptico del cambio climático al que Trump ha nominado para liderar la Agencia de Protección Medioambiental (EPA, en inglés). EFE

Varios manifestantes, algunos vestidos con las plumas de los indios americanos, interrumpieron hoy la declaración que prestó ante un comité del Senado Scott Pruitt, un escéptico del cambio climático al que Trump ha nominado para liderar la Agencia de Protección Medioambiental (EPA, en inglés). EFE

Varios manifestantes, algunos vestidos con plumas de indígenas, interrumpieron hoy la declaración que prestó ante un comité del Senado Scott Pruitt, un escéptico del cambio climático al que Donald Trump ha nominado para liderar la Agencia de Protección Medioambiental (EPA).

"¡Esta es una audiencia pública, no pueden echarme!”, gritó una manifestante vestida con un traje de una pieza azul con las siglas de BP, la compañía petrolera condenada a pagar una multa millonaria por la catástrofe medioambiental causada por el vertido de crudo en el Golfo de México en 2010.

La manifestante, Diane Wilson, explicó a Efe que ella proviene de un pueblo pesquero de la costa del Golfo de México que se ha visto perjudicado económicamente por el vertido petrolero y, por ello, rechaza el nombramiento Scott Pruitt, fiscal general de Oklahoma que se ha mostrado favorable a la industrial del petróleo y el gas.

“No necesitamos una EPA más débil, necesitamos una EPA más fuerte y pelearé hasta el final”, dijo a Efe Wilson en los pasillos del Congreso y antes de ser sacada a la fuerza por guardias de seguridad de la comisión sobre Medio Ambiente y Obras Públicas, donde está compareciendo Pruitt.

Justo antes del comienzo de la audiencia, unas dos decenas de manifestantes se agolparon en la puerta y protestaron porque no se les permitiera la entrada, aunque la sala ya estaba llena.

Los manifestantes empujaron a los guardias de seguridad, que acabaron por detener a JoAnn, una mujer indígena proveniente de Dakota del Norte, vestida con una túnica blanca y con plumas de colores al uso tradicional de los indígenas.

En declaraciones a Efe, JoAnn, cuyo nombre indígena es “Oso Moteado”, recordó la lucha que libraron durante meses indígenas locales y ecologistas para impedir la construcción de un polémico oleoducto en el estado de Dakota del Norte, un proyecto suspendido gracias al Gobierno de Barack Obama.

El proyecto preveía que el oleoducto, denominado Dakota Access, atravesase el río Misuri y el lago artificial Oahe, fuentes de agua potable para la tribu Standing Rock Sioux.

“Nuestra gente se rebeló con rezos, sin armas, sin pistolas. Les golpearon, les dispararon pelotas de goma. Hubo heridas por las granadas, una mujer casi perdió un brazo y una mujer perdió la vista de un ojo debido a la gran codicia de gente intolerante”, resumió JoAnn.

Entre el público de la audiencia también se sentó un grupo de hombres vestidos con traje azul celeste y los cascos propios de los mineros del carbón.

“Queremos mostrar nuestro apoyo a alguien que finalmente se va a poner de nuestro lado y va a apoyar nuestro modo de vida”, dijo a Efe Jhon Yakonvich, un minero que trabaja en Virginia Occidental.

Yakonvich cuenta que los despidos en la mina se han convertido en algo “habitual” en los últimos años y culpa de la crisis al Plan de Energía Limpia proclamado en 2015 por el presidente Barack Obama, que busca reducir las emisiones de carbono de las centrales eléctricas.

La victoria el 8 de noviembre de Trump se debió en parte al abrumador apoyo obrero que recibió en el medio oeste industrial de EEUU, impactados por la reconversión tecnológica y la globalización.

Trump prometió traer de vuelta los trabajos a la industria del carbón, el acero y el petróleo, una idea que Pruitt consideró hoy en la audiencia compatible con la protección al medio ambiente.

“Creo que primero debemos de rechazar el falso paradigma de que si estás a favor de la energía, entonces estás contra el medio ambiente y que si estás a favor del medio ambiente, entonces vas contra la energía. Rechazo totalmente esa narrativa”, dijo Pruitt.


Anuncio