Anuncio

La ONU advierte de la frágil paz en Mali y de la grave amenaza terrorista

La ONU advirtió hoy de la fragilidad del proceso de paz en Mali y de la gravedad de la amenaza terrorista en el país, donde un ataque suicida contra un cuartel militar mató este miércoles a 67 personas. EFE/archivo

La ONU advirtió hoy de la fragilidad del proceso de paz en Mali y de la gravedad de la amenaza terrorista en el país, donde un ataque suicida contra un cuartel militar mató este miércoles a 67 personas. EFE/archivo

La ONU advirtió hoy de la fragilidad del proceso de paz en Mali y de la gravedad de la amenaza terrorista en el país, donde un ataque suicida contra un cuartel militar mató este miércoles a 67 personas.

El suceso se produjo horas antes de que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas celebrase un debate ya previsto sobre la situación en el país africano, donde la ONU tiene desplegados más de 9.000 militares y cerca de 1.300 policías.

Según el jefe de las operaciones de paz de la organización, Hervé Ladsous, el último atentado muestra las “dimensiones inquietantes” que el fenómeno terrorista está adquiriendo en el norte y centro de Mali.

Ladsous aseguró que los ataques son cada vez más sofisticados y complejos y advirtió de que “si la situación de seguridad sigue deteriorándose, pronto no habrá ninguna paz que mantener en Mali”.

Para el responsable de la ONU, el ataque perpetrado hoy en Gao (norte del país) tenía como objetivo hacer descarrilar el proceso de paz, minando la confianza entre las partes, algo que no debe permitirse.

En ese sentido, Ladsous llamó a las partes a acelerar la implementación de los acuerdos de paz y lamentó la falta de avances tangibles en los últimos meses.

“Hace falta que todo el mundo se comprometa”, subrayó, advirtiendo de que el proceso está en un estado “preocupante”.

Además, de los continuos ataques del grupo yihadista Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) y de sus filiales locales contra las fuerzas malienses, el norte del país es escenario de enfrentamientos intermitentes entre grupos armados locales pese al acuerdo de paz.

El acuerdo fue rubricado en mayo de 2015 en Argel por el Gobierno maliense, la Coordinadora de Movimientos del Azawad (CMA), que representa a la mayoría de los insurgentes separatistas tuaregs y las milicias unionistas pro gubernamentales del Gatia.


Anuncio