Anuncio

Abre en San Juan un negocio especializado en confección de panes artesanales

De izda. a dcha., el matrimonio compuesto por la administradora del negocio El Horno de Pane, Alice Joan Pérez, y su esposo, el panadero, abogado y creador del establecimiento, Carlos Ruiz. El área comercial del sector de Hato Rey en la capital puertorriqueña de San Juan, cuenta desde hoy con este negocio especializado en la confección y producción de sobre 20 tipos de panes artesanales. "Esto es una pasión que llevo conmigo desde hace muchos años y que comenzó como un asunto como consumidor de pan", admitió Ruiz a EFE. EFE

De izda. a dcha., el matrimonio compuesto por la administradora del negocio El Horno de Pane, Alice Joan Pérez, y su esposo, el panadero, abogado y creador del establecimiento, Carlos Ruiz. El área comercial del sector de Hato Rey en la capital puertorriqueña de San Juan, cuenta desde hoy con este negocio especializado en la confección y producción de sobre 20 tipos de panes artesanales. “Esto es una pasión que llevo conmigo desde hace muchos años y que comenzó como un asunto como consumidor de pan”, admitió Ruiz a EFE. EFE

El área comercial del sector de Hato Rey en la capital puertorriqueña de San Juan, cuenta desde hoy con un negocio especializado en la confección y producción de sobre 20 tipos de panes artesanales, El Horno de Pane.

“Esto es una pasión que llevo conmigo desde hace muchos años y que comenzó como un asunto como consumidor de pan”, admitió a Efe el propulsor, panadero principal de El Horno de Pane y abogado de profesión, Carlos Ruiz.

Algunas de las muestras de panes que venderá el establecimiento, serán ciabatta, baguette, focaccia, de leche, de chocolate oscuro, chocolate blanco, integral, con dátiles, de sándwich, de aceitunas, con arándanos y nueces, con pacanas, así como cruasán, cruasán con almendras, con Nutella, “muffins”, galletas, así como café.

“Mi prioridad fue encontrar un catálogo de productos sólido, que nos gustara y fuera saludable, y con calidad”, resaltó Ruiz, quien empleará a doce personas en su debutante negocio que abrirá de lunes a viernes de entre 06.00 (10.00 GMT) hora local y 15.00 (18.00 GMT) y los sábados de entre 07.00 (11.00 GMT) 15.00.

Ruiz, natural de Aguadilla, municipio al noroeste de Puerto Rico, contó a Efe que su afán por abrir su primer negocio empezó en el año 2006, cuando estando residiendo en la ciudad de San Francisco (California, EE.UU.) decidió tomar unos cursos para elaborar pan.

Su satisfacción produciendo pan fue tan interesante, que estuvo tres meses en una escuela en San Francisco, dirigida por un francés, confeccionando diferentes tipos del alimento seis días a la semana y experimentando con los ingredientes cual sería su receta original.

Tras “esos intensos meses”, según relató Ruiz, comenzó a leer decenas de libros dedicados a la confección de panes y a viajar a diferentes países, como Italia y Francia, “para conocer los procesos de producción de las panaderías”.

Incluso, acudió a París de observador a una Copa Mundial de Pan, cuyo evento se celebra cada tres años, donde conoció al representante de Estados Unidos y con quien dijo que aún mantiene una estrecha relación.

“Durante esos años en Estados Unidos, comencé a probar una variedad de panes de origen europeo que se confeccionaban sin manteca, sin exceso de azúcar ni otras harinas a base de trigo”, reflexionó.

Fue entonces que Ruiz perfeccionó su receta con solo tres ingredientes: harina, sal y agua.

La masa, según contó Ruiz, confeccionada mezclando agua y harina o mejor conocida como masa madre, se alimenta de los microorganismos en el ambiente y crece. Dicho proceso de alimentación se realiza dos veces al día.

“Simplemente es harina y agua que adquiere un sabor en particular. Ningún producto tiene manteca ni blanqueadores (harina de trigo), aunque otros tienen un poco de azúcar o miel”, enfatizó el nuevo empresario.

“Los productos son más caros, pero en términos de salud pues es mejor. Buscamos lo más saludable posible”, agregó Ruiz, quien para la producción adquirió varios hornos desde Verona, Italia.

El empresario explicó además que el nombre del negocio, El Horno de Pane, proviene del italiano, “il forno di pane”.

Ruiz, quien contará con el respaldo de su esposa, Alice Joan Pérez como administradora del negocio, contó que en Italia, para los siglos XVII o XVIII, no existían panaderías comerciales en los pueblos, por lo que cada ciudad ostentaba su propio horno de piedras.

El proceso consistía en que los habitantes de la zona confeccionaban su masa en la casa e iban a ese horno comunal para hornear sus panes, y para distinguirlos, les hacían los cortes que en la actualidad se notan en el alimento y que propiamente tienen su propia función.


Anuncio