Anuncio

México busca diversificar su turismo ante la llegada de Donald Trump a EEUU

El secretario de Turismo de México, Enrique de la Madrid Cordero. EFE/Archivo

El secretario de Turismo de México, Enrique de la Madrid Cordero. EFE/Archivo

El secretario de Turismo de México, Enrique de la Madrid Cordero, se mostró hoy cauteloso en cuanto a los efectos que tendrá sobre el turismo estadounidense la llegada a la Presidencia de EEUU de Donald Trump y señaló que el sector deberá llevar a cabo una estrategia de “diversificación”.

Así lo explicó el secretario en un desayuno informativo en Madrid con motivo de la celebración entre los días 18 y 22 de enero de la Feria Internacional de Turismo (Fitur), el primer evento del sector turístico en Iberoamérica y el segundo del mundo.

De la Madrid dijo que “no hay preocupación ninguna”, ya que durante dos años ha habido “un discurso agresivo” hacia México por parte de Trump y, sin embargo, “el turismo hacia el país creció en ese tiempo”.

“Vamos a monitorear los cambios que se puedan producir en nuestro turismo durante la legislatura de Trump y para ello vamos a aplicar una estrategia agresiva de diversificación y de búsqueda de nuevos mercados”, añadió.

En este sentido, el secretario enfatizó la necesidad de reducir la dependencia en número de visitantes de Estados Unidos - un 58 % del total - y “atraer a nuevos mercados”, como el asiático, el europeo o el latinoamericano.

Para esto, México espera contar con la colaboración de España, “una puerta abierta a Europa”, tal y como afirmó De la Madrid, que destacó no solo la importancia de que más españoles visiten México, sino de que las empresas españolas instalen nuevas infraestructuras en el país, así como conexiones aéreas.

Las cifras turísticas obtenidas por México en 2016 mostraron “una tendencia de crecimiento”, según el secretario, y llevaron a que este sector alcanzara el 8,7 % del Producto Interior Bruto (PIB), llegando en los últimos 10 años a crecer por encima de la economía del país.

En 2016 México alcanzó los 35 millones de turistas internacionales, que son 11,6 millones de visitantes más que hace cuatro años, por lo que se convierte en el noveno país más visitado del mundo.

Esta cifra equivale al 15 % de las visitas, mientras que un 85 % se corresponde con el turismo interno, una “variable positiva”, según De la Madrid, ya que implica que “México depende en menor medida del exterior”.

Programas como “Viajemos todos por México”, que busca incentivar el turismo interno; o “Mejora tu hotel”, que pretende renovar la oferta hostelera del país, son algunas de las políticas con las que México quiere afianzar su posición en el sector.


Anuncio