Anuncio

Prosigue búsqueda de asesino de policía de EE.UU. tras 7 días prófugo

La Policía de Orlando (Florida) prosigue hoy con la búsqueda del sospechoso de asesinar a tiros a una de sus oficiales cuando esta lo intentaba arrestar el pasado 9 de enero, y quien parece haberse esfumado sin dejar rastros. EFE/ARCHIVO

La Policía de Orlando (Florida) prosigue hoy con la búsqueda del sospechoso de asesinar a tiros a una de sus oficiales cuando esta lo intentaba arrestar el pasado 9 de enero, y quien parece haberse esfumado sin dejar rastros. EFE/ARCHIVO

La Policía de Orlando (Florida) prosigue hoy con la búsqueda del sospechoso de asesinar a tiros a una de sus oficiales cuando esta lo intentaba arrestar el pasado 9 de enero, y quien parece haberse esfumado sin dejar rastros.

Markeith Loyd, de 41 años, es buscado por la muerte de la agente Debra Clayton, de 42, a quien supuestamente mató en un estacionamiento durante un enfrentamiento a tiros que se desató cuando la oficial trató de detener al sospechoso de asesinar en diciembre pasado a su novia, Sade Dixon, quien estaba embarazada.

Cientos de agentes locales, estatales y federales participan de esta búsqueda, que comenzó con una fuerte presencia policial en la barriada de Pine Hills, donde ocurrieron ambos asesinatos y donde el sospechoso residía, y ahora se extiende por toda la región central de Florida.

Loyd, un hombre “peligroso y armado”, ocupa ahora un lugar en la lista de los más buscados por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

“La cacería humana es masiva y continuará hasta que lo atrapemos”, aseguró el pasado jueves el jefe de la Policía de Orlando, John Mina, quien este fin de semana ascendió de manera póstuma a Clayton, en medio de unos funerales concurridos en el centro de Orlando.

Mina asimismo pidió a la población a “no tomar la ley por sus propias manos” e informar a la Policía de cualquier avistamiento del sospechoso, quien pudiera estar armado y en poder de un chaleco antibalas.

“Creemos, basado en la evidencia que tenemos, que Loyd llevaba un chaleco antibalas cuando disparó contra Debra (Clayton), afirmó Mina.

La recompensa por información que lleve a la detención del sospechoso aumentó a 100.000 dólares después de que la búsqueda fuese infructuosa en los primeros días.


Anuncio